jueves, 20 de febrero de 2020

Juez de Nueva York condena al narco mexicano (testigo en el juicio del Chapo Guzmán), Tirso Martínez-Sánchez a 7 años de prisión

Por Maibort Petit

  El narcotraficante mexicano, Tirso Martínez-Sánchez, alias "el Futbolista" fue sentenciado este jueves en la Corte del Distrito Sur de Nueva York a siete años de prisión, luego de ser procesado por delitos de tráfico de decenas de kilogramos de cocaína a los Estados Unidos. 
   Tirso Martínez-Sánchez, quien fue uno de los testigos de la fiscalía en el juicio contra Joaquín "el Chapo" Guzmán, fue arrestado en México el 2 de febrero de 2014 y extraditado a Estados Unidos el jueves 17 de diciembre de 2015. Debido a que lleva 5 años tras las rejas, le queda por cumplir 3 años de condena, según se informó en el juzgado.

  Martínez-Sánchez fue procesado por ser el presunto líder de "una extensa organización transnacional de importación, distribución y transporte de narcóticos", donde el condenado fue responsable de varios envíos de  varias toneladas de cocaína proveniente de Colombia. 

  En la acusación federal dice que Martínez-Sánchez organizó la importación de las drogas a los Estados Unidos utilizando una red de transporte que incluía trenes y remolques de tractores; y ordenó a los miembros del cartel que transportaran la cocaína a grandes centros de distribución, incluidos algunos ubicados en las áreas metropolitanas de Los Ángeles, Nueva York y Chicago.

  Durante el curso de la investigación hecha por las autoridades norteamericanas, los agentes supuestamente confiscaron aproximadamente 500 kilogramos de cocaína de una residencia en Deer Park, Nueva York; 2,000 kilogramos de la droga de un almacén en Brooklyn, Nueva York; 2,000 kilogramos escondidos dentro de un vagón de ferrocarril en Queens, Nueva York; 1.100 kilogramos de cocaína de un almacén en El Paso, Texas; y 1.900 kilogramos de cocaína de un almacén en Chicago, Illinois.

  Martínez-Sánchez supuestamente ordenó a los miembros del cártel que coordinaran el almacenamiento de las drogas en una gran red de almacenes de almacenamiento mediante la compra y el arrendamiento de numerosas compañías de fachada, que también se utilizaron para comprar vehículos para transportar las drogas a un distribuidor que vendía en Nueva York y otros estados, incluyendo California e Illinois, alega la Oficina del Fiscal de los Estados Unidos.

  Martínez-Sánchez también supervisó la recaudación de los ingresos de la organización de las ventas de drogas, que supuestamente se almacenaron en almacenes y algunos se mudaron del país utilizando la misma red de transporte de tractores y trenes utilizados para contrabandear la cocaína.

   Luego, las ganancias se lavaron a través de empresas comerciales, como la compra de equipos de fútbol profesionales y una cadena de boutiques de ropa de alta gama, así como se invirtieron nuevamente en la compra de arriendos de casas de seguridad, vehículos para transportar las drogas y el frente empresas, según las alegaciones de los fiscales.

   Además de coordinar la distribución de la cocaína de su propia organización, Martínez-Sánchez también supuestamente transportó y distribuyó narcóticos para miembros de otros carteles mexicanos de la droga, incluido el Cártel de Sinaloa, dirigido por los CPOT Joaquín "El Chapo" Guzmán e Ismael "Mayo" Zambada; el Cartel de Juárez, dirigido por el CPOT Vicente Carrillo-Fuentes y el Cártel de Beltrán-Leyva, dirigido por los hermanos Arturo, Héctor y Alfredo Beltrán-Leyva.

  Martínez-Sánchez había sido designado como objetivo prioritario consolidado de la Organización por la Fuerza de Tarea contra el Crimen Organizado de Drogas, según los papeles de la corte.



No hay comentarios:

Publicar un comentario