martes, 18 de febrero de 2020

Irregularidades y falta de controles en las operaciones y mantenimiento de los sistemas de generación de vapor de Petrocabimas

  Por este hecho, las cuotas de producción de la empresa mixta se vieron afectados en 7.931,4 MBD.

Por Maibort Petit
@maibortpetit

   Irregularidades en los controles y hasta inexistencia de ellos, arrojó el informe de auditoría que la Gerencia de Auditoría Interna Occidente de Petróleos de Venezuela S.A., llevó a cabo sobre el proceso de operaciones y mantenimiento de los sistemas de generación de vapor de la empresa mixta Petrocabimas S.A., lo cual se traduce en un fuerte impacto en la producción de crudo de esa instancia de la industria petrolera venezolana.
   La evaluación practicada destacó, en primer lugar, la inexistencia de controles, toda vez que existe una paralización total de las actividades de Generación e Inyección de Vapor, lo que afecta la producción estimada de crudo en 7.931,4 MBD. Es decir, los auditores constataron el incumplimiento de la cuota de producción de la referida empresa mixta.
   En segundo término, el análisis determinó la existencia de controles inoperativos en la elaboración del plan, control y ejecución de la gestión de mantenimiento, lo cual se evidencia en la ausencia de planes predictivos y preventivos, así como en el predominio de las actividades de mantenimiento correctivos, sin el registro documental correspondiente.

   El informe recomendó a la Gerencia de Generación e Inyección de Vapor acometer una serie de acciones que se recomendaron luego de la evaluación, con el objeto de corregir la situación y fortalecer los controles internos, hecho que contribuiría al logro de los objetivos asociados al servicio de generación e inyección de vapor.

  Alerta el reporte que es necesario llevar a cabo estudios y evaluaciones precisas que deriven en inversiones y costos mayores, los cuales deberán ser justificados técnica y económicamente con miras a garantizar la rentabilidad requerida y la reactivación del servicio de generación e inyección de vapor.
 Alertan de la presencia de “supuestos generadores de responsabilidad administrativa en la que presuntamente se pudieran incurrir” de los cuales se informaría a la Dirección Ejecutiva de Auditoría Fiscal a los fines legales consiguientes.

  Los resultados de este informe ¾el cual se discutió el 27 de diciembre de 2019 entre la Gerencia de Generación e Inyección de Vapor y Auditoría Interna Occidente¾, forma parte de los hechos irregulares denunciados por el auditor interno de PDVSA, Diego Armando Nava Negrette, quien debió huir del país junto a su familia, debido a la persecución de que es objeto por parte del régimen de Nicolás Maduro, que lo acosa por poner en evidencia la corrupción descubierta en las evaluaciones realizadas en la petrolera[1].

El informe

  En marzo de 2019, Lisbeth Aguilar, gerente de Auditoría Interna Occidente de Petróleos de Venezuela S.A., suscribió el informe identificado con el serial AIC-EXP-OCC-A-2019-003, sobre el análisis de las operaciones y mantenimiento de los sistemas de generación de vapor en la empresa mixta Petrocabimas S.A. La evaluación estuvo a cargo de Ricardo Hernández y Moira Acurero y formaba parte del Plan Operativo Anual 2018 de la Dirección Ejecutiva de Auditoría Interna Corporativa.

   Se explica que el proceso de generación e inyección de vapor tiene como objetivo garantizar la estimulación de los yacimientos de petróleo mediante la aplicación del vapor a los pozos que requieran de recuperación secundaria con el método térmico. El procedimiento consiste en incrementar la energía de los yacimientos mediante la inyección de vapor, aumentado la recuperación de crudo a un bajo costo.

   Se indica que para ejecutar este proceso, es necesario que la Superintendencia de Operaciones adscrita a la Gerencia de Generación e Inyección de Vapor (GGIV) de la Empresa Mixta (EM) Petrocabimas S.A., lleve a cabo las operaciones inherentes a la generación e inyección de vapor, mediante el tratamiento de agua y su posterior transformación a vapor para ser inyectado al yacimiento. Tal tarea conlleva la utilización de recursos humanos, materiales y tecnológicos que permitan mantener un control y seguimiento operacional, correspondiendo a la citada superintendencia, acometer todas las acciones técnicas y administrativas requeridas para restablecer y conservar las condiciones físicas y operacionales de las instalaciones, equipos y sistemas.

   Agrega la explicación que existen generadores de vapor fijos y portátiles, con quemadores duales (líquido-gas), utilizados para la estimulación térmica mediante la inyección de vapor a pozos petroleros. Petrocabimas, entre 2017 y marzo de 2018, inyectó vapor en el área de Tía Juana a 107 pozos con una ganancia de producción promedio por día de 6,42 Miles de Barriles Netos Diarios (MBND). En tal sentido, la auditoría practicada buscaba evaluar la efectividad de dicho proceso, a los fines de verificar el cumplimiento de las disposiciones legales, de la normativa interna y los procedimientos vigentes.

   La auditoría se revisaron un total de ocho plantas de generación e inyección de vapor: 26 calderas, 11 plantas de tratamiento, 4 estaciones de bombeo de agua fría activas y/o fuera de servicio, líneas de vapor, líneas de agua tratada, líneas de agua fría, entre otros sistemas, equipos y facilidades, correspondiente al 100 por ciento de las instalaciones de Petrocabimas abarcando la Operación del Sistema de Generación e Inyección de Vapor y el Mantenimiento del Sistema de Generación e Inyección de Vapor.

Paralización total de la generación de vapor

  Las advertencias de irregularidades de los auditores se sustentan en lo establecido en el artículo 19 de la Ley Orgánica de Hidrocarburos; el artículo 91, numeral 2 de la Ley Orgánica de la Contraloría General de la República y del Sistema Nacional de Control Fiscal (LOCGRSNCF); así como en parte de los objetivos el Plan de la Patria Segundo Plan Socialista de Desarrollo Económico y Social de la Nación 2013-2019.
   En primer término, refieren que el memorándum N° MI-PCAB-2018-0006, fechado el 9 de julio de 2018 emitido por la GGIV de Petrocabimas S.A., informó que desde el 18 de diciembre de 2017 inició la paralización total de las operaciones de Generación e Inyección de Vapor (GIV) en el Campo Tía Juana, por lo cual los datos recolectados corresponden al período comprendido entre el 1° de enero y el 18 de diciembre de 2017.

   Indican también que se identificaron deficiencias en la información reportada por parte de Planificación de la División Costa Occidental del Lago y la GGIV de Petrocabimas, lo cual implica un problema de calidad y veracidad de la información.

   Puntualizan que para el momento de la auditoría las líneas de alimentación de agua, transferencia de agua tratada, líneas de vapor y específicamente la Estación de Bombeo E-1 se encontraba fuera de servicio debido a que desde el 14 de julio de 2018, el único equipo de bombeo existente fue cedido a Petrozamora S.A., en calidad de préstamo por tres semanas, pero al 1° de febrero de 2019 el equipo no había sido devuelto.

   Acotan que la instalación “Estación de Bombeo E-1” no cumple la condición de diseño observada que establece la existencia de 3 equipos de bombeo y operar bajo un esquema de respaldo y disponibilidad, motivo por el cual el equipo operó sin interrupción y sin ejecutar servicio de mantenimiento alcanzando una eficiencia del 60 por ciento de la capacidad de bombeo, según lo reportado por el personal de operación y mantenimiento durante las inspecciones realizadas, limitando la capacidad efectiva del servicio.

  Advierten que no pudieron constatar la condición de las estaciones de bombeo H7, M6 y Las Morochas, pues al estar fuera de servicio exhiben una alta inseguridad de la zona y problemas en las vías de acceso.

  Refieren que determinaron mediante tabulación y cálculo matemático, sobre la base del reporte de producción anexo en el memorándum N° MI-PCAB-2018-0006 del 9 de julio de 2018, emitido por la Gerencia de Generación e Inyección de Vapor de Petrocabimas, para el período 2014-2018, una producción promedio anual asociada a GIV de 16,58 MBD, con una tasa promedio anual de pérdida de producción de 6,2 MBD y de inyección de vapor de 321 M Ton.

  Al comparar los valores de generación de inyección plan versus real para el año 2017, se efectuó una inyección real de 154,2 M Ton, siendo la planificada de 466,5 M Ton, lo que evidencia que no se han materializado los beneficios esperados en el Campo Tía Juana.

  Los auditores destacan que la GGIV carece de acuerdos de nivel de servicios que sustenten la volumetría o compromiso de producción, para el desarrollo de sus actividades operacionales y de mantenimiento, eximiendo de responsabilidades a las organizaciones asesoras, habilitadoras, de dirección y operacionales dentro y fuera de la EM. Petrocabimas tampoco cuenta con los portafolios de oportunidades, planes de negocio y planes operativos anuales vigentes.

  La auditoría dejó en evidencia 26 generadores de vapor (100 por ciento) versus los 25 (96 por ciento) reportados por GIV y también se determinó que para el período de la revisión un total de 15 generadores estaban totalmente fuera de servicio. De los 26 generadores, 10 correspondían a unidades portátiles que iniciaron operaciones entre los años 2012 y 2013.

Capacidad ociosa

   Los reportes de fallas suministrados por la GGIV de Petrocabimas y a través del análisis de datos de tablas dinámicas, dejó ver un total de 5.230 fallas distribuidas en 12 tipos de fallas asociadas a 13 (50 por ciento) generadores de vapor con 88.270,50 horas de paradas de servicios, resaltando las principales causales: estáticos, combustibles (gas y gasoil), agua (industrial e interna), hurtos y mecánicos. Se pudo determinar que de los 13 sistemas GIV 02/13 (15 por ciento), la C7/C3 y D7/101-A estuvieron fuera de servicio durante todo el periodo enero-diciembre 2017 y el resto de los generadores 11/13 (85 por ciento), no prestaron servicio en 66 por ciento del total de sistemas identificados y tuvieron 86 por ciento de no disponibilidad del servicio en función de la capacidad instalada de los 26 sistemas de generación, representando un alto índice de capacidad ociosa.

  El análisis revela, de acuerdo al reporte de fallas recibido de la GGIV, que el tiempo fuera de servicio de los sistemas de generación equivale a 92 por ciento de las horas plan estimada de servicio para el año 2017.

Fallas en las plantas portátiles

  Con relación a las plantas portátiles, se observaron 508 fallas por agua industrial durante el año 2017, originada por incumplimiento del diseño del proceso establecido en las especificaciones técnicas desarrolladas por PDVSA.

   La GGIV no reportó los esquemas operacionales para el manejo de los sistemas de alimentación, tratamiento, transferencia, generación e inyección de vapor en cuanto a respaldo y flexibilidad operacional que garanticen la prestación del servicio. Se detectó la ausencia de normas y procedimientos para el desarrollo operacional y de mantenimiento de las actividades asociados a los referidos sistemas.

   La auditoría da a conocer la advertencia del fabricante de los generadores de vapor portátiles “Premier Service Energy INC, que el 20 de septiembre 2012 le informó a PDVSA que los equipos suministrados se encontraban operando con agua pobre y fuera de especificación y recomendó paralizar las operaciones para prevenir daños a los equipos y preservar la garantía. La División Costa Oriental del Lago también se pronunció al respecto el 7 de noviembre de 2013, cuando emitió un informe que advertía que el no cumplimiento de los parámetros de control requerido para el agua de alimentación podía generar daños por corrosión y obstrucción de tubos de dichos equipos.

  Subrayan que los generadores portátiles no han cumplido los planes de producción para los cuales fueron adquiridos. Se detectaron arreglos duales y redundantes fuera de lo especificado en muchas instalaciones, lo que restringe significativamente la disponibilidad de estos sistemas de generación portátiles.

  No existe tampoco información técnica y de integridad de los equipos principales y auxiliares, ni de los Acuerdos de Nivel de Servicio (ANS) respectivos, por lo cual no fue posible verificar la comparación del costo de consumo del gas combustible contra el uso de combustible líquidos.  

   Los auditores alertaron de que tales situaciones obedecen a la falta de contratos de servicios, retraso de procuras de materiales y repuestos, falta de planes y programas de mantenimiento, robos y hurtos de sistemas de control verificado en las inspecciones realizadas, lo que genera un impacto de la producción estimado en 7.931,3 MBD, y a su vez incumplimiento de los planes de negocios de la empresa mixta, lo que significa pérdidas de oportunidad y reducción de los ingresos a la nación.

Riesgos en seguridad industrial

  La auditoría practicada a 9 instalaciones de GIV compuesta por una estación de bombeo y 26 generadores de vapor, determinó que las instalaciones no cuentan con sistemas de detección y mitigación, lo cual expone los activos y al personal.
   También se detectó deficiencia e inexistencia de los módulos de calidad de vida para el personal de operaciones, mantenimiento, seguridad y defensa, tráileres desvalijados y/o deteriorador. Falta de agua potable en las instalaciones, inexistencia de sistemas de manejo de aguas servidas y mal estado de las edificaciones.

   Los auditores constataron techos de asbesto en la Planta GIV E-4, limitaciones para la movilización del personal, así como en las comunicaciones. También, modificaciones en instalaciones fijas y portátiles de procesos, equipos, sistemas y operaciones asociados a GIV; inadecuada disposición y almacenamiento de equipos y repuestos; debilidad en las protecciones contra descargas atmosféricas y puestas a tierra; ausencia de planes de respuesta y control de emergencia en casi todas las plantas; falta de sala de control para la centralización de las operaciones y monitoreo de parámetros; sistema de suministro de energía eléctrica es poco confiable.

   Refieren los auditores que estas situaciones son consecuencia de la falta de Calificación de Urgencia Operacional por parte de la junta de Petrocabimas, dirección de enlace o junta directiva de la CVP, toda vez que no se encontraron puntos de cuenta o resoluciones por parte de los niveles de dirección.

La evaluación sentenció la paralización de las operaciones por la falta de planificación, omisión, negligencia, impericia o imprudencia en la salvaguarda del patrimonio, así como ausencia del ente de control que ejecute la asesoría e inexistencia de organizaciones técnicas que avalen el diseño y operación de forma segura de acuerdo a la normativa interna y marco legal vigente.

Estimaron los auditores, que la interrupción de las operaciones del servicio de generación e inyección de vapor, presentó una diferida estimada en 1.620 MBND ante el deterioro y falta de preservación evidente de los sistemas de generación e inyección de vapor, estación de bombeo, líneas de procesos destacando las siguientes instalaciones E1-E4-B63-C7-D7-J83-C82-A3 y A4.

Sobre el mantenimiento del sistema de generación de vapor

  Con relación a la gestión de mantenimiento, los auditores detectaron la inexistencia de planificación, programación, control y seguimiento.

  En tal sentido, detectaron la inexistencia de planes y programas de mantenimiento preventivo y predictivos de las instalaciones, equipos, sistemas y facilidades principales y auxiliares asociados a los sistemas de alimentación, tratamiento, transferencia, generación e inyección de vapor que garanticen su disponibilidad y confiabilidad.

   En 2017 y 2018, 90 por ciento y 72 por ciento respectivamente, los mantenimientos preventivos se aplicaron sin seguir un plan. No hay registro documental de los servicios realizados.

   En 10 de los generadores de vapor no se cumplió la programación de los mantenimientos indicados para el año 2017 y para el año 2018 los 11 generadores de gas disponibles no presentaron ejecución según lo planificado.

Tampoco hay registros de indicadores de mantenimiento por instalación, sistema y equipos donde se evidencie la disponibilidad, confiabilidad, tiempo promedio entre fallas, tiempo promedio por reparación, costos de mantenimiento por horas, utilización, entre otros.

   Los auditores observaron el predominio del mantenimiento correctivo; ausencia de registros de las condiciones de las líneas de vapor y líneas de alimentación de agua cruda y transferencia de agua tratada; severo deterioro de las líneas de vapor y de los sistemas y equipos; inexistencia de la cuantificación de los activos y sus componentes; corrosión severa en los sistemas a causa de las deficiencias en el tratamiento del agua.

  Detectaron que la a bomba de la Estación de Bombeo E1 no reporta mantenimiento durante el período de la revisión, al estar cedida en calidad de préstamo a Petrozamora; incumplimiento del Manual de Mantenimiento y el Sistema de Gestión y Control de Mantenimiento; y falta de registro documental del proceso de puesta en servicio luego de culminar un paro por mantenimiento programado o no, adecuación, equipo disponible (standby) o proyecto.

  Todo esto, alertan, se debe la ausencia de recursos técnicos, administrativos y financieros para ejecutar los mantenimientos, así como a la indisponibilidad de repuestos críticos y consumibles en almacén y a los recurrentes cambios organizacionales y debilidades durante la entrega de puesto de trabajo.

  Otra causa de los problemas obedece a la falta de vigilancia y custodia de las instalaciones de GGIV y a la paralización de las operaciones de Generación e Inyección de Vapor e incremento de hurtos y deterioro de los equipos en las instalaciones.

CITAS

[1] Venezuela Política. “Cacería de brujas en PDVSA (Parte 1): Acosan a un auditor por negarse a manipular investigaciones vinculadas a ODEBRECHT y CAMIMPEG”. 11 de febrero de 2020. https://www.maibortpetit.info/2020/02/caceria-de-brujas-en-pdvsa-parte-1.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario