martes, 25 de febrero de 2020

Embarcaciones inoperantes y sin mantenimiento, desviaciones presupuestarias y pagos irregulares y hurtos, reveló auditoría en PDVSA Costa Afuera

   El mantenimiento correctivo de las embarcaciones pertenecientes a la flota  de la estatal petrolera prevalece por encima del preventivo.

Por Maibort Petit
@maibortpetit

     Un informe confidencial de una auditoría reveló una serie de irregularidades en los controles internos del proceso de “Mantenimiento de las embarcaciones menores de apoyo a las operaciones marítimas de la División Costa Afuera”, realizado por la Gerencia de Logística Marina de Petróleos de Venezuela S.A. (PDVSA), encontrando la evaluación que un gran número de embarcaciones carecen de mantenimiento preventivo, son objeto de hurtos, hay desviaciones en las partidas presupuestarias y hay evidencia de malos manejos en los pagos efectuados por servicios.
   El auditor interno, Jesús Rondón, advirtió de la inexistencia de un registro histórico de los mantenimientos efectuados a las embarcaciones en el Sistema de Gestión y Control de Mantenimiento (SGCM).

   Igualmente, precisa que solamente 2 de las 45 embarcaciones con cuenta PDVSA Costa Afuera se encuentran operativas, lo que representa un 4,44 por ciento de la flota integrada por peñeros, gabarras, lanchas de pilotaje y buques suplidores que deberían utilizarse en las actividades de traslado de personal, materiales y equipos hacia las diferentes áreas operacionales.

   Asimismo, 57,77 por ciento, es decir 26 de las 45 embarcaciones propias, carecen de órdenes de mantenimiento asociadas.

 La auditoría también encontró que 75,55 por ciento de las embarcaciones propias, a saber 34, no posee especificaciones técnicas para los trabajos de mantenimiento.

 Tampoco se destinaron planes presupuestarios para el mantenimiento de las embarcaciones propias de PDVSA en los años 2015, 2016 y 2017.

  La evaluación detectó que el mantenimiento correctivo predomina por encima del preventivo, constatándose que 63 por ciento de las órdenes de mantenimiento de las embarcaciones menores (peñeros, lanchas rápidas y gabarras), son atendidas de esta manera.

  El auditor alertó que 100 por ciento de las ofertas realizadas por el astillero estatal UCOCAR ¾ a saber 3¾  y evaluadas por la gerencia de Ingeniería de Costos, presentaron una desviación de más del 10 por ciento con relación al presupuesto base.

  También se detectaron irregularidades en los pagos por servicio de mantenimiento de embarcaciones por Bs. 661,22 millones sin contrato asociado. También se advirtió que no contaban con el testigo de obra respectivo donde se observen los detalles del mismo tales como memoria fotográfica, cálculos de uso de materiales, planos y firma entre las partes. Todos los pagos se realizaron a través de documentos 19 (facturas autorizadas especiales).

  Subraya el informe que 100 por ciento de los trabajadores responsables de ejecutar actividades directas de mantenimiento de las embarcaciones, no presentaron certificación en las áreas de soldadura, electricidad, logística y supervisión naval.

  Se detectaron pagos por un total de Bs. 16,51 millones, por concepto de estadía de la embarcación Cumaná 500 en las instalaciones de los astilleros Navimca, en espera por la instalación de un generador eléctrico de 13 KVA.

  Estas irregularidades forman parte del conjunto de denuncias formuladas por el auditor interno, David Nava Navarrete, ante las autoridades de la estatal petrolera, acción esta que lo convirtió en perseguido del régimen de Nicolás Maduro, al extremo de tener que huir del país con toda su familia, para salvaguardar su integridad física[1].

El informe de auditoría

  En febrero de 2018, Rosa Curapiaca, gerente de Auditoría Interna Costa Afuera, suscribió un informe sobre la evaluación practicada al proceso de “Mantenimiento de las embarcaciones menores de apoyo a las operaciones marítimas de la División Costa Afuera”, la cual estuvo a cargo del auditor interno, Jesús Rondón.

  En primer término, el informe explica que PDVSA mantiene una política de mantenimiento con miras a de asegurar la continuidad operativa y el desempeño del negocio, enfocado en el uso eficiente de los recursos de la organización.

   Se refiere que las operaciones de producción de crudo y gas que se desarrollan Costa Afuera, es necesario disponer de unidades acuáticas, por lo que la Gerencia de Logística Marina maneja un inventario de 3 remolcadores, 3 buques suplidores, 23 lanchas de pilotaje, 8 peñeros y 8 gabarras.

  Garantizar la disponibilidad y confiabilidad de estos activos requiere de mantenimientos ordinarios y mayores, tanto preventivos como correctivos, con el objeto de mantener en óptimas condiciones las embarcaciones asegurando la continuidad operacional.

  La auditoría, por tanto, tenía por objetivo evaluar el proceso de mantenimiento de las embarcaciones propias manejadas por la gerencia de logística marina de la división Costa afuera Oriental, ejecutados entre el periodo 2015 y junio 2017, cubriendo los siguientes aspectos lo relativo a la Captura y diagnóstico, planificación, programación y ejecución.

Sin historial de mantenimiento

En materia de captura y diagnóstico ¾inspección, definición y manejo del activo para el control de mantenimiento, el auditor encontró que con que no existía un registro histórico de los mantenimientos efectuados a las embarcaciones en el Sistema de Gestión y Control de Mantenimiento (SGCM), el cual forma parte del SAP-Módulo de Mantenimiento (PM). Tal registro debía permitir observar las estadísticas y los antecedentes de los trabajos de mantenimientos realizados a las embarcaciones propias de PDVSA, de tal manera de poder realizar futuras actividades de mantenimiento ordinario. Así lo prevé el Manual de Mantenimiento (MM) 01-01-00.

  Igualmente la auditoría determinó que la gerencia de Logística Marina no cuenta con un sistema que registre los trabajos de mantenimiento de forma auditable. Solamente cuenta con documentos en el formato de excel y word que son utilizados como evidencia de los mantenimientos realizados anteriormente a las embarcaciones.

Tal situación es consecuencia de que la gerencia de logística marina aún no ha registrado las embarcaciones propias de PDVSA como activos capitalizados ante la gerencia de Finanzas. Esto porque al momento de la auditoría se encontraban en proceso de legalización, después de haber sido adquiridas mediante expropiación.

  La falta del historial de mantenimientos en el SGCM, condiciona la toma de acciones y decisiones y limita la gestión para efectos de reclamos por garantías de equipos, suministros y/o trabajos ejecutados; así como la planificación oportuna de los mantenimientos preventivos.

Situación de la flota de PDVSA

  Contraviniendo lo establecido en el Manual de Mantenimiento de PDVSA, la revisión e inspección a las embarcaciones propias de PDVSA Costa Afuera reveló que de las 45 embarcaciones propias que compònen la flota que sirve para realizar las actividades de traslado de personal, materiales y equipos hacia las diferentes áreas operacionales, a saber peñeros, gabarras, lanchas de pilotaje y buques suplidores, solamente 2 están operativas, es decir, sólo el 4,44 por ciento.

  Se recuerda que que para realizar los mantenimientos ordinarios preventivos y correctivos, la Gerencia de Logística Marina debe emitir órdenes de mantenimiento por cada embarcación, pero la auditoría observó que en 26, es decir, en el 57,77 por ciento,  no hay asociadas órdenes de mantenimiento.

  Igualmente encontró que 34 de las 45 embarcaciones, es decir el 75,55 por ciento, no posee especificaciones técnicas para los trabajos de mantenimiento. Esto debía programarse en un plan de mantenimientos.

  El auditor detectó que al momento de realizar los mantenimientos, se seleccionaron las embarcaciones que requieran menos reparaciones y fueran de mayor utilidad en las operaciones, para así minimizar los tiempos en los cuales las mismas estuvieran fuera de servicio. Sin embargo, la evaluación encontró que las 28 embarcaciones propias de PDVS que estaban en reparación, llevaban en promedio 1.415 días fuera de servicio.    

  El reporte indica que la Gerencia de Logística Marina mantiene únicamente una alianza con el astillero estatal UCOCAR, es decir, carece de contratos o convenios con otras instituciones o empresas contratista que se convierta en opción alternativa para llevar a cabo los mantenimientos. Esto es la causa del panorama antes descrito.

 La decisión de únicamente realizar mantenimiento a las embarcaciones que requieran la menor cantidad de reparaciones es otra causa de la situación reinante en la flota.

  Se advierte que todo lo referido, podría generar la posibilidad de no poder cumplir con la prestación del servicio de transporte de personal, materiales y equipos hacia las diferentes áreas de los proyectos Costa Afuera, causando paralizaciones en la operaciones de producción, retrasos en los cambios de guardia, desfases en la entrega de los alimentos en las áreas operativas y tiempos no productivos en las operaciones de servicios a pozos.

Sin plan presupuestario

  En materia de planificación, la auditoría alertó acerca de la falta de un plan presupuestario al revisar la información suministrada por la Gerencia de Logística Marina,.

  Se observó que, en los años 2015, 2016 y 2017, no hubo planes presupuestarios para el mantenimiento de las embarcaciones propias de PDVSA, aun cuando para este periodo se desembolsaron Bs. 1,3 mil millones.

  Tal situación obedeció a que el departamento de planificación, presupuesto y gestión adscrito a la Gerencia de LLMM, no contaba con la documentación soporte de las embarcaciones propias, por parte de los ejecutores responsables, de manera de poder darle validez al sometido presupuestario. En tal sentido, se han venido ejecutando mantenimientos mayores sin este plan y, por ende, sin presupuesto aprobado.

  Se advierte que esto incrementa el riesgo del uso indebido e ineficiente de los recursos financieros de PDVSA, así como que se generen desembolsos que no se encuentren asociados a ningún contrato.

Prevalencia del mantenimiento correctivo

 A pesar de que el Manual de Mantenimiento (MM-01-01-03), también otras normas, establece que los mantenimientos correctivos deben ser minimizados, al tiempo que se implementen planes de mantenimiento preventivo basados en metodologías de confiabilidad, lecciones aprendidas o mejores prácticas, la auditoría determinó al revisar un total de 151 órdenes de Mantenimiento asociadas a las embarcaciones propias de PDVSA en los proyecto Costa Afuera, el predominio de mantenimientos correctivos en 63 por ciento de dichas órdenes destinadas a la de las embarcaciones menores (peñeros, lanchas rápidas y gabarras).

 El auditor refiere que las embarcaciones Carmen Teresa, Independencia 24, Tricomar 76, Tidemar y Cristina VI, exhiben mantenimientos correctivos que superaron el número de mantenimientos preventivos realizados. Esto evidencia ineficiencia en la planificación y ejecución de los mantenimientos ordinarios de estas embarcaciones.
   Se advierte que esta situación obedece a la falta de una planificación y ejecución eficiente de mantenimiento de las embarcaciones propias de PDVSA.

 Agrega la planificación habría permitido atender los requerimientos de cada una de estas embarcaciones, maximizando la calidad de los servicios y minimizando las interrupciones de las operaciones. Puntualiza que los mantenimientos correctivos se alejan de las mejores prácticas de generar planes de mantenimiento preventivo. Se podría llegar a la sola atención de las unidades solo cuando estas fallen, Incrementando de esta manera los costos de mantenimiento y disminuyendo la cantidad de embarcaciones operativas en el proyecto.

Razonabilidad en los costos

  En materia de programación, el informe de auditoría estableció que de un total de tres ofertas presentadas por UCOCAR y evaluadas por la gerencia de Ingeniería de Costos, en todas se observó una desviación de más del 10 por ciento con relación al presupuesto base.
  Alerta el auditor que la alianza entre PDVSA y UCOCAR no establece mecanismos de control de las tarifas de los servicios a prestar, limitándose a la presentación de la factura por la actividad de mantenimiento solicitada en la ODM.

  Tampoco existe un contrato específico firmado entre las partes en donde se pueda evidenciar una estructura de costos por partidas, ni tarifas asociadas a servicios de mantenimiento de las embarcaciones.

  La auditoría alerta que esta situación obedece a que el NAAF responsable de aprobar las órdenes de mantenimiento, aceptó las tarifas propuestas por la empresa encargada de realizar el servicio. Además, Gerencia de Logística Marina solamente mantiene este contrato para realizar el mantenimiento de las embarcaciones propias de PDVSA.

  Advierte que esto podría causar pagos que no presenten beneficios, a través de la generación de ingresos, optimización de los costos y/o reducción de los riesgos para la corporación.

Débiles especificaciones técnicas

 La revisión dejó en claro al momento de realizar las 18 especificaciones técnicas de los servicios de mantenimientos correctivos de las embarcaciones propias de la gerencia de logística marina, que estas no establecen con exactitud, la cantidad, tipo ni alcance de los servicios a prestar.

  Tampoco se evidenciaron los cómputos métricos asociados a los mismos, que permitan precisar la magnitud de las partidas y medir con exactitud los materiales, herramientas y personal necesarios para la ejecución de los trabajos.

  Esto obedece a las debilidades exhibidas por parte del personal responsable al momento de elaborar las especificaciones técnicas, las cuales carecen de detalles de todas las características del servicio requerido y la forma de pago del mismo. Esto, subraya el auditor, podría ocasionar pagos indebidos.

Ausencia de testigos de obra

  El auditor, al referirse al área de ejecución, advirtió que la información suministrada por la gerencia de Logística Marina presentaba pagos de la ejecución del servicio de mantenimiento de embarcaciones por Bs. 661,22 millones,  sin el testigo de obra respectivo donde se observen los detalles del mismo tales como memoria fotográfica, cálculos de uso de materiales, planos y firma entre las partes. Esto habría permitido comprobar que la actividad de mantenimiento se haya llevado a cabo bajo las especificaciones técnicas requeridas. Simplemente no hay evidencia de la cantidad, calidad y conformidad del servicio prestado.

  Esto obedece que ni la empresa responsable de realizar los trabajos entregó los testigos pertenecientes a cada servicio, ni la gerencia de Logística Marina los solicitó como requisito para realizar los pagos de los servicios.

Pagos sin contrato

  El informe de auditoría refiere que se constataron pagos de la ejecución del servicio de mantenimiento de las embarcaciones propias por un monto de Bs. 661,46 millones, sin un contrato asociado.

  Se especifica que los pagos se realizaron a través de documentos 19 (facturas autorizadas especiales), evadiendo así los controles establecidos dentro las actividades que se encuentran amparadas en un contrato como son tarifas de servicios, volumetría de las partidas, descripción y alcance de los servicios, cómputos métricos, descripción del personal, etc.

  Esto ocurrió, a criterio del auditor, porque no existe una estructura de control dentro de la gerencia de Logística Marina al no realizar el proceso de contratación asociado a la alianza firmada entre PDVSA y UCOCAR.

Débil certificación de mantenimiento

  La auditoría evidenció al momento de revisar la certificación técnica, como aval de formación y experticia del personal que contrata UCOCAR para los trabajos de mantenimiento de las embarcaciones propias de PDVSA, que 100 por ciento de los trabajadores, es decir 10, no presentaron certificación para las actividades de mantenimientos realizadas en las áreas de soldadura, electricidad, logística y supervisión técnica naval.

Pagos por estadía

  El auditor señaló que la embarcación Cumaná 500 ingresó a las instalaciones del astillero Navimca el día 22 de3 diciembre de 2015 y hasta la fecha de la revisión (15 de enero de 2018), se habían cancelado un total de Bs. 16,51 millones por concepto de estadía, en espera de la instalación de un generador eléctrico de 13 KVA que permita el funcionamiento del aire acondicionado y el resto de las facilidades que dependan de una fuente eléctrica.

 Igualmente, advirtió que no se había completado la procura del generador eléctrico para ser instalado en la referida embarcación, a pesar de evidenciarse el requerimiento por parte del personal técnico de UCOCAR desde hacía 322 días.

  Destacó la auditoría que no se realizaron a tiempos las gestiones administrativas para la compra del generador eléctrico, ni a través de la alianza entre PDVSA y UCOCAR, ni mediante procura a través de Bariven. Esto ocasionó pagos diarios de USD 1.500 por concepto de flete de una embarcación con similares características.

La lancha Tricomar 76

 El auditor advirtió la existencia de 17 órdenes de servicios relacionadas con el mantenimiento de la embarcación Tricomar 76, las cuales contemplaban reparación del motor, caja y sistema de enfriamiento, trabajos de soldadura en la cubierta, falta del visto bueno del personal de PDVSA por los trabajos realizados (testigo de Obra). Tales trabajos representaron una erogación de Bs. 29,60 millones en el periodo comprendido entre el 6 de marzo de 2013 y el 2 de agosto de 2016. Adicionalmente estas actividades no guardaban relación con las especificaciones técnicas realizadas por la Gerencia de Logística Marina.

 El auditor también evidenció que la última orden de mantenimiento se realizó el día 11 de abril de 2016, es decir 639 días después del momento de la revisión que tuvo lugar el 15 de enero de 2018. La embarcación no se encontraba operativa.

Hurtos a embarcaciones

  El informe de auditoría alerta de una serie de eventos que evidencian el incumplimiento de lo estipulado en la alianza entre PDVSA y UCOCAR, que en su cláusula décima, Sección C  establece que el astillero es el único responsable "y responde ante PDVSA, por los daños que cualquiera de sus empleados o dependientes causen en la ejecución de los servicios objeto de la presente alianza estratégica, o por el hecho ilícito en que incurran con ocasión del ejercicio de las funciones que realicen, ello en los términos previstos en el artículo 1191 del Código Civil Venezolano". Igualmente establece en su cláusula décima tercera que "(…) es obligación de UCOCAR consignar a PDVSA antes de la prestación del servicio los seguros que sean necesarios".

  El auditor encontró que las embarcaciones Independencia 22, independencia 24, Mery y Carmen Teresa, ubicadas en muelle 10 de la ciudad de Güiria se encontraban en mantenimiento bajo la alianza establecida con UCOCAR. Estando bajo la responsabilidad del astillero, las embarcaciones fueron víctimas de hurtos en sus equipos de navegación y accesorios de las acomodaciones.
  Se constató que las embarcaciones de PDVSA ubicadas en el muelle 10 para mantenimiento por parte de UCOCAR, carecían del necesario resguardo.

CITAS

[1] Venezuela Política. “Cacería de brujas en PDVSA (Parte 1): Acosan a un auditor por negarse a manipular investigaciones vinculadas a ODEBRECHT y CAMIMPEG”. 11 de febrero de 2020. https://www.maibortpetit.info/2020/02/caceria-de-brujas-en-pdvsa-parte-1.html




6 Attachments

domingo, 23 de febrero de 2020

Pagos irregulares de fiestas, regalos y compra de equipos evidenció auditoría en PDVSA Oriente

   Al recurrir de manera frecuente a la modalidad de pago de facturas autorizadas, se violó lo establecido en la Ley de Contrataciones Públicas y en la Ley Orgánica de la Contraloría General de la República y del Sistema Nacional de Control Fiscal.

Por Maibort Petit
@maibortpetit

  Un conjunto de irregularidades, una auditoría practicada al sistema de control interno de la Dirección Ejecutiva de Exploración y Estudios Integrados de Yacimientos (DEXEY) de Petróleos de Venezuela S.A. División Oriente, específicamente a las facturas autorizadas por ese despacho y constituyen el comprobante de operaciones de compra de bienes y servicios. Mediante esta modalidad se pagaron fiestas, regalos, comidas y la adquisición de equipos sin la debida justificación.
   El análisis dejó en las contrataciones y pagos ejecutados por DEXEY Oriente fallas en la aplicación de las normas y procedimientos, pagos autorizados por servicios recurrentes, facturaciones sin la debida justificación, debilidades en el control y recepción de requerimientos, fraccionamiento para el pago de servicios e inadecuado registro de facturas en el SAP.

   La auditora Herlinda Villarroel, quien tuvo la responsabilidad de realizar la evaluación, advirtió acerca de la urgencia de corregir tales irregularidades para evitar incurrir en los supuestos generadores de responsabilidad administrativa establecidos en la Ley de Contrataciones Públicas (LCP) y en la Ley Orgánica de la Contraloría General de la República y del Sistema Nacional de Control Fiscal (LOCGRSNCF).

  La evaluación resaltó, entre otros aspectos detectados, desactualización en los procedimientos internos para el procesamiento de facturas autorizadas, pues no se contempla información detallada sobre el contenido, estructura y condiciones que deben cumplir los documentos exigidos para su tramitación.

  Además, alertaron sobre uso excesivo de facturas autorizadas como modalidad de pago por servicios recurrentes, tales como eventos sociales para trabajadores, procura de implementos de seguridad, obsequios institucionales, suministros de comidas, entre otros. En tal sentido, subraya que estos servicios debieron ser planificados y contratados a través de los mecanismos previstos en el LCP y la normativa interna de la corporación.

   También se informa de la inexistencia del documento justificativo que sustente las razones que llevaron a hacer la adquisición de la manera señalada, y no a través de la creación de un pedido o por cualquiera de las modalidades de contratación establecidas en la LCP. En razón de esto la auditora alerta pagos irregulares.

   Refiere el informe que 100 por ciento de las facturas entregadas y revisadas (42 en total) no mostraron los datos previstos en la norma y las condiciones en las que fueron entregadas, de manera de poder validar que la prestación del servicio.

  Igualmente se evidenció un fraccionamiento de pagos en 48 por ciento de los casos observados, lo que significa una evasión de los mecanismos de contratación y del compromiso social de los proveedores, así como omisión de garantías.

   Por otra parte, se detectaron irregularidades en el procesamiento de facturas autorizadas para compras de artículos, tales como baterías para gravímetros, cámaras de seguridad, camisas, los cuales fueron registrados indebidamente bajo la denominación de “Agasajos/Eventos”.

   La auditora formuló una serie de acciones correctivas y advirtieron a la Unidad de Calidad de Vida de la Gerencia de Recursos Humanos, Gerencia de Servicios Logísticos y Gerencia de Finanzas de la DEXEIY, la necesidad de cumplirlas para así fortalecer el sistema de control interno asociado a los procesos de pagos de facturas autorizadas, en la Dirección Ejecutiva de Exploración y Estudios Integrados de Yacimientos.

   Este informe de auditoría que se discutió con el personal de la Unidad de Calidad de Vida de la Gerencia de Recursos Humanos, Gerencia de Finanzas, Gerencia de Servicios Logísticos y la Gerencia de Auditoría Interna EyP Oriente, el 23 de octubre 2018, forma parte de los hechos irregulares denunciados por el auditor interno, Diego Nava, quien por advertir de ello a las autoridades de PDVSA, se convirtió en objeto de persecución por parte del régimen de Nicolás Maduro, debiendo huir del país junto a su familia, para preservar su vida[1].

El informe de auditoría

   En diciembre de 2018, Rosa Curapiaca, gerente (E) de Auditoría Interna EyP Oriente, suscribió el informe confidencial signado con el serial AIC-EXP-ORI-R-2018-021, relativo a la revisión de facturas autorizadas de la Dirección Ejecutiva de Exploración y Estudios Integrados de Yacimiento Oriente, instancia adscrita a PDVSA Oriente.

   Se explica, en primer término, que la auditoría estuvo enmarcada dentro del Plan Operativo Anual 2018 de la Dirección Ejecutiva de Auditoría Interna Corporativa y se dirigió al análisis de las operaciones financieras que se ejecutan en PDVSA para realizar pagos a terceros, bajo la modalidad de procedimientos efectuados para el registro, ejecución y pagos de las Facturas Autorizadas, las cuales son procesadas en el sistema SAP por requerimientos con carácter de “urgencia y/o emergencia”. Tal procedimiento aplica de forma excepcional e individual y debe ser previa y debidamente justificado y aprobado por los niveles de autoridad financiera respectivos.

   La Dirección Ejecutiva de Exploración y Estudios Integrados de Yacimientos (DEXEIY), solicitó la evaluación en razón del uso excesivo de este mecanismo de pago durante los años 2015 y 2016, donde se procesaron un total de 436 documentos para adquisición de bienes y servicios en el área de Oriente, con un monto asociado de Bs. 4.547,78 millones.

  Se revisaron 42 facturas autorizadas por Bs. 793,49 millones, aun cuando la muestra seleccionada fueron 134 facturas (31 por ciento) por Bs. 921,07 millones, de un universo de 436 documentos con un monto asociado de Bs. 4.547,78 millones, correspondiente a transacciones procesadas y compensadas durante el período 2015-2016.

   Se informa que de la muestra seleccionada del universo de facturas autorizadas emitidas ¾134 de436¾ sólo fueron entregados 42 equivalentes al 31 por ciento de los soportes solicitados. Se alegó que el resto de los expedientes no se encuentran archivados físicamente en las oficinas de la DEXEIY Oriente, en Puerto la Cruz, por lo que la evaluación se limitó la revisión y análisis de parte de la muestra indicada (42 facturas).
  En el período 2015-2016 la Unidad de Calidad de Vida perteneciente a la Gerencia de RRHH, y la Gerencia de Servicios Logísticos (SSLL) de la DEXEIY Oriente registró y procesó 436 facturas autorizadas, las cuales totalizaron Bs. 4.547,78 millones.
Sin seguir las normas

   La auditoría estableció, en primer término, la desactualización e inobservancia de las normas y procedimientos internos en el procesamiento de facturas autorizadas.

    Dicha normativa se encuentra en el procedimiento N° FI-PG-CG-0002, el cual establece que los pagos urgentes, fuera de la propuesta de pago, inmediatos o acelerados, aplican de forma excepcional e individual y deben estar plenamente justificados y aprobados por los niveles de autoridad financiera correspondientes dentro de la organización contratante. Agrega la norma que estos documentos serán procesados por el líder corporativo de pagos de la Gerencia Corporativa de Pagos. Esta última es la única instancia responsable para llevar a cabo esta tarea de procesamiento de los pagos urgentes.

  En tal sentido, se advirtió que la normativa y los procedimientos aplicables al proceso de adquisición de bienes y servicios bajo la modalidad de facturas autorizadas se encontraban desactualizados, al constatarse en los procedimientos estaban fuera de propuesta, inmediatos o acelerados, no habiendo sido actualizado desde 2004.

  Subrayan que no se establece detalladamente cuáles son las condiciones o criterios para realizar el registro de la factura bajo los conceptos establecidos en el Manual de Actividades Sistema SAP, ni se describen los documentos o formatos que deben ser exigidos para procesar el pago de estas facturas.

   La auditora determinó que la Gerencia de Finanzas de la DEXEIY no ejecuta el proceso de registro y contabilización de facturas autorizadas en SAP porque no cuenta dentro de su estructura organizativa con la Unidad de Pagos o Cuentas por Pagar. Dicha gerencia se limita al desbloqueo de la documentación en SAP para así tramitar impuestos. A las gerencias contratantes les corresponde realizar las actividades de registro de facturas y generación del documento 19 para procesar pagos en este sistema.

   Tal situación evidencia inobservancia de las responsabilidades y funciones establecidas en materia de procesamiento de facturas autorizadas, por parte de las gerencias involucradas, quienes son corresponsables en asegurar la validez y transparencia de estas operaciones. La consecuencia es el uso recurrente e indebido de este mecanismo de compensaciones que se utiliza para realizar pagos no enmarcados dentro de los conceptos establecidos en los procedimientos internos, sin estar debidamente justificados. No se verifica la exactitud y veracidad de los registros de dichas facturas en el sistema SAP, afectando los intereses de PDVSA.

  Se advierte que esto pudiera acarrear los supuestos generadores de responsabilidad administrativa, de acuerdo con lo establecido en el Artículo 91, numerales 1, 7 y 29 de la Ley Orgánica de la Contraloría General de la República y del Sistema Nacional de Control Fiscal (LOCGRSNCF).

Uso inadecuado de las facturas autorizadas

  La auditoría recuerda que los Pagos de Urgencia, Fuera de Propuesta, Inmediatos o Acelerados que se hagan repetitivos en el tiempo, deben dejar de tramitarse como tal y pasar a formar parte de la política regular de pagos de PDVSA y sus filiales.

  Agrega que el artículo 2 de la Ley de Contrataciones Públicas (LCP) contempla que las disposiciones establecidas se desarrollarán respetando los principios de economía, planificación, transparencia, eficiencia, y que, a fin de garantizar la oportuna contratación y con base al principio de planificación, los contratantes deberán realizar las actividades previas al proceso de selección señaladas en este decreto.

  En tal sentido se advierte que en la evaluación quedó en evidencia que 74 por ciento (31/42) de las facturas procesadas, corresponden a requerimientos de servicios frecuentes, con rangos de entre 2 y 14 veces durante el período 2015-2016, por un total de Bs. 542,37 millones.
   Al desagregar, el análisis estableció que 45 por ciento de las facturas fueron procesadas para pagos de servicios de comidas y alquiler de toldos, por un monto total de Bs. 76,38 millones para 14 requerimientos en 2016; 26 por ciento de las facturas corresponden a gastos por servicios para eventos sociales decembrinos realizados en las distintas áreas de Oriente en el año 2016. Estas totalizaron Bs. 216, 99 millones en 8 documentos de pago.

   Se señala la factura N° 1900830815 relativa al servicio “Apoyo Logístico para la Integración Social de los Trabajadores y Trabajadoras de la DEXEIY por Bs.23,8 millones y nota de entrega de la empresa Construservicios Delgado F14, C.A. fechada el 4 de noviembre de 2016, que en la descripción dice que la fecha del servicio fue el 1 de diciembre de 2016, es decir, se facturó 27 días antes de su ejecución.

   El 13 por ciento de las facturas autorizadas corresponden a procura de equipos de protección personal por Bs. 135 millones. El requerimiento del servicio fue a través de nota de correo del 8 de noviembre de 2016, con fecha posterior a la de las 4 4 facturas emitidas el 4 de noviembre de 2016 por estos conceptos no tipificados en el procedimiento aplicable a este tipo de modalidad.

   La auditoría reflejó que 10 por ciento de estos gastos están asociados a compras de obsequios institucionales. Tres facturas por Bs. 78,80 millones; 6 por ciento por dos facturas asociadas a solicitudes de material y refrigerio para acciones de formación y adiestramiento para trabajadores de la DEXEIY realizadas en el año 2016.

   Respecto a la factura N° 1900830649 por “Apoyo Logístico Curso de Ambientes Sedimentarios Boca de Uchire”, se observó nota de entrega emitida por Cooperativa HERFAS 968, R.S. sin descripción detallada de lo entregado. Una nota de entrega adicional, sin membrete ni sello del proveedor, por 6 botellas de vino y 6 de botellas de whisky.

   La auditora determinó falta de planificación y programación para la procura y contratación de servicios recurrentes y uso indebido de esta modalidad de pago para atender requerimientos no enmarcados en los criterios aplicables para esta modalidad.

Ejecución, registro, aprobación y pagos

  Al revisar los soportes de las 42 facturas entregadas para llevar a cabo la auditoría, se estableció, primero, la falta de justificación para realizar pagos mediante facturas autorizadas.

  Trece fueron las facturas que, según la auditoría, no estaban debidamente justificadas.
   Se determinó que 31 por ciento (13/42) de las facturas revisadas eran por suministros de comidas, obsequios a trabajadores, compras de memorias USB y camisas ejecutivas, que no estaban acompañadas del debido documento justificativo. No se explicó la razón por la cual se recurrió a este procedimiento para realizar estos pagos, ni se especificaron cantidades o descripción precisa de los artículos o servicios solicitados.

   El 50 por ciento (21/42) de los expedientes revisados no indicaron detalladamente cuál es la situación que da origen al requerimiento, ni las razones suficientes para la aplicación de este mecanismo de pago.

   Se apuntó que no hubo verificación y validación de los soportes de justificación en las solicitudes efectuadas por las organizaciones requirentes. Esto afectó el patrimonio de PDVSA en Bs. 276,37 millones no justificados.

Debilidades en el control

   La evaluación encontró que 100 por ciento (42) de las facturas y notas de entrega revisadas no muestran nombre, cargo, indicador, teléfono de la persona que recibió el servicio o material que fue adquirido. Solamente se observaron media firmas y sellos de las Gerencias General, de RRHH y SSLL de la DEXEIY Oriente.

  Igualmente, 81 por ciento (34/42) de las facturas que sumaron Bs. 602,08 millones, así como las notas de entrega y cotizaciones revisadas no presentaron información detallada sobre el material o servicio adquirido y/o entregado. Tampoco había soportes de las solicitudes enviadas a los proveedores, a fin de validar la cantidad y tipo de artículos o servicios requeridos.

   Tal situación evidenció debilidades y falta de transparencia en el procesamiento de pagos autorizados, realizados para gestionar requerimientos que no cuentan con especificaciones ni cantidades claramente definidas, generando riesgos de desembolsos por servicios y artículos recibidos no acordes con las características requeridas, trayendo como consecuencia afectación del presupuesto de la organización.

Compras de materiales y servicios fraccionadas

  Aun cuando la ley prohíbe dividir en varios contratos u órdenes de servicios la ejecución de una misma obra, la prestación de un servicio o la adquisición de bienes, con el objeto de disminuir la cuantía del mismo y evadir u omitir normas, principios, modalidades de selección o requisitos establecidos en esta Ley y su Reglamento, la auditoría evidenció que en 48 por ciento (69/134) de los casos revisados, fueron creadas más de 2 facturas en un mismo día, para un mismo proveedor y bajo una misma categoría o tipo de servicio.
    El mayor fraccionamiento ocurrió en la contratación de servicios para eventos sociales (almuerzos navideños) y adquisición de obsequios institucionales por Bs. 368,07 millones y Bs. 513,98 millones, respectivamente.

   Por su recurrencia, Tales pagos debieron haber sido planificados y tramitados a través de los mecanismos previstos en la ley y la normativa de PDVSA.

Inadecuado registro y procesamiento

   La auditoría detectó que 36 por ciento de las facturas revisadas y entregadas (15/42), relacionadas a la procura de artículos, materiales y pagos de servicios, fueron cargadas en SAP y aprobadas por el NAAF, bajo la categoría "Agasajos/Eventos", lo cual resultó una adecuada e improcedente la aplicación de este tipo de pago.
   La auditoría advirtió que el Manual de Actividades de Sistema SAP para los pagos de facturas autorizadas no contempla las procuras de artículos o materiales.
   Por tanto, hubo un inapropiado e inadecuado registro de facturas autorizada al omitirse los procedimientos internos y los criterios para la aplicación de esta modalidad de pago.

CITAS

[1] Venezuela Política. “Cacería de brujas en PDVSA (Parte 1): Acosan a un auditor por negarse a manipular investigaciones vinculadas a ODEBRECHT y CAMIMPEG”. 11 de febrero de 2020. https://www.maibortpetit.info/2020/02/caceria-de-brujas-en-pdvsa-parte-1.html

viernes, 21 de febrero de 2020

Trabajadores petroleros acusan a Manuel Quevedo y Fernando De Quintal de robo descomunal en PDVSA

Por Maibort Petit
@maibortpetit

Corrupción, corrupción y más corrupción es la palabra clave que define las operaciones de Petróleos de Venezuela. En una carta enviada a Nicolás Maduro, un grupo de trabajadores de la industria acusó al actual presidente de la petrolera, Manuel Quevedo y al vicepresidente de Finanzas, Fernando De Quintal de haber montado una estructura que les ha permitido robar de manera descomunal. A continuación textualmente reproducimos la carta que nos hicieron llegar los empleados de PDVSA, y que fue enviada a Maduro esta semana.

*Lo que no le dijeron a Nicolás Maduro de PDVSA*

  Presidente Maduro, es importante que sepa que el sector que actualmente se apropió de las decisiones en Pdvsa colocado por el Mayor Destructor (no general) Manuel Quevedo (que usted mismo colocó) está robando de manera descomunal. En principio quien actualmente funge como Vicepresidente de Finanzas, Fernando De Quintal, inició su carrera en Pdvsa como Vicepresidente de nada más y nada menos que de Comercio y Suministro, con la finalidad de empaparse de cómo era el método de negociaciones de los hidrocarburos de Pdvsa para luego entretejer y afianzar a las empresas que le tributan en el negocio y captar la renta de los venezolanos con esas empresas de maletín . Una vez conformó su estructura empresarial Quevedo lo nombra al frente de la Vicepresidencia de Finanzas , ¿Con qué objetivo? El de acelerar los pagos de las empresas que dejó en Comercio y Suministro y obvio ampliar su abanico de ingresos cobrando altas sumas de dinero por sacar pagos a proveedores grandes. Vale acotar que esto no lo hizo sólo, eso vino con anuencia de Manuel Quevedo y de un grupo de malandros de Construpatria dentro de los que figuran personajes como El tal "Colita" de apellido Espinosa y Luis Vergara Gerentes Generales de Comercio de Crudo y productos blancos (ambos salen denunciados en la web por corrupción con empresas en detrimento de la nación), sin embargo hoy ya no están en comercio y suministro pero si están en nómina y en Campiña, amparados por De Quintal. Es importante dejar claro los vínculos con el sionismo de este Sr. De Quintal que no juegan a favor del país ni de la empresa, sino en beneficio propio. Asimismo el General Rojas Reyes actual Director de Mercado Nacional y extinto Vicepdte de Comercio y Suministro, el que amenaza en reuniones a los trabajadores con cárcel o despido,  por oponerse a sus criterios que violan la normativa de Pdvsa tiene vínculos empresariales y juega al desfalco de la industria (investigar), otra plaga que juega a la desestabilización es el Gerente Corporativo de Recursos Humanos Robert Pérez, que hace lo que le viene en ganas con los beneficios que son de los trabajadores (desviando cajas clap, perniles, lista escolar recién entregada e incompleta  y otros beneficios), así como también el maltrato verbal hacia los trabajadores y el martillo o matraca hacia los socios B de las empresas mixtas que se encuentran produciendo y generando. Por ratas como estas muchísimos trabajadores petroleros  se mueren de mengua en los hospitales del país pues no cuentan con servicio clínico, por basuras como estas los trabajadores llevan meses que no le cancelan las facturas médicas que pagan con mucho esfuerzo para que se la reembolsen devaluadas, por indolentes como estos los comedores de los campos petroleros le dan arroz y yuca a sus trabajadores y en el peor de los casos los comedores los han suprimido, por alimañas como estas los trabajadores de los taladros no pueden dirigirse a sus puestos de trabajo ya que no cuentan con el servicio de transporte y el salario ni siquiera cubre un mes de pago de transporte, por inmorales como estos es que Pdvsa se vino a menos y Quevedo tiene culpa en eso. Sr. Presidente. Es importante precisar a toda la nómina que ha entrado en estos años de Quevedo han sido asquerosos y grotescos llenos de hambre...así como también investigar a los que se han robado el fondo de jubilados  y disfrutan tranquilos con la familia el dinero de los venezolanos,así como aquellos que le robaron el donde de pensiones a los trabajadores petroleros jubilados...es importante que el Fiscal Tareck W Saab actúe para ejemplarizar y moralizar la tropa honesta que queda creyendo en el país y en su industria ,así como también es importante que evalúe las declaraciones del nefasto Rafael Ramírez "que sabe mucho" donde acusa a Jorge Rodríguez de estar inmiscuido en negociaciones en Petroboscán y Petrozamora  (merece ser interpelado). Ya basta de tanta desidia y abandono, basta de tanto ladronismo y bla bla bla y entienda que la industria petrolera debe ser manejada bajo estándares de calidad y procedimientos de altura con personal calificado y no con actores que vienen a abofetear a la clase trabajadora y a desmotivarlos con sus acciones fascistas y autoritarias, y de paso con pleno desconocimiento y por ende con violación de procesos imponiendo sus criterios de cara a sus guisos.. La clase trabajadora propone medidas prohibitivas de salida del país a todos los gerente y directores de la gestión de Quevedo mientras se desarrollan investigaciones , para que no se vayan con la cabulla en la pata y rindan cuenta a los venezolanos sobre el desfalco que han cometido.

Frente de trabajadores del estado Zulia



jueves, 20 de febrero de 2020

Juez de Nueva York condena al narco mexicano (testigo en el juicio del Chapo Guzmán), Tirso Martínez-Sánchez a 7 años de prisión

Por Maibort Petit

  El narcotraficante mexicano, Tirso Martínez-Sánchez, alias "el Futbolista" fue sentenciado este jueves en la Corte del Distrito Sur de Nueva York a siete años de prisión, luego de ser procesado por delitos de tráfico de decenas de kilogramos de cocaína a los Estados Unidos. 
   Tirso Martínez-Sánchez, quien fue uno de los testigos de la fiscalía en el juicio contra Joaquín "el Chapo" Guzmán, fue arrestado en México el 2 de febrero de 2014 y extraditado a Estados Unidos el jueves 17 de diciembre de 2015. Debido a que lleva 5 años tras las rejas, le queda por cumplir 3 años de condena, según se informó en el juzgado.

  Martínez-Sánchez fue procesado por ser el presunto líder de "una extensa organización transnacional de importación, distribución y transporte de narcóticos", donde el condenado fue responsable de varios envíos de  varias toneladas de cocaína proveniente de Colombia. 

  En la acusación federal dice que Martínez-Sánchez organizó la importación de las drogas a los Estados Unidos utilizando una red de transporte que incluía trenes y remolques de tractores; y ordenó a los miembros del cartel que transportaran la cocaína a grandes centros de distribución, incluidos algunos ubicados en las áreas metropolitanas de Los Ángeles, Nueva York y Chicago.

  Durante el curso de la investigación hecha por las autoridades norteamericanas, los agentes supuestamente confiscaron aproximadamente 500 kilogramos de cocaína de una residencia en Deer Park, Nueva York; 2,000 kilogramos de la droga de un almacén en Brooklyn, Nueva York; 2,000 kilogramos escondidos dentro de un vagón de ferrocarril en Queens, Nueva York; 1.100 kilogramos de cocaína de un almacén en El Paso, Texas; y 1.900 kilogramos de cocaína de un almacén en Chicago, Illinois.

  Martínez-Sánchez supuestamente ordenó a los miembros del cártel que coordinaran el almacenamiento de las drogas en una gran red de almacenes de almacenamiento mediante la compra y el arrendamiento de numerosas compañías de fachada, que también se utilizaron para comprar vehículos para transportar las drogas a un distribuidor que vendía en Nueva York y otros estados, incluyendo California e Illinois, alega la Oficina del Fiscal de los Estados Unidos.

  Martínez-Sánchez también supervisó la recaudación de los ingresos de la organización de las ventas de drogas, que supuestamente se almacenaron en almacenes y algunos se mudaron del país utilizando la misma red de transporte de tractores y trenes utilizados para contrabandear la cocaína.

   Luego, las ganancias se lavaron a través de empresas comerciales, como la compra de equipos de fútbol profesionales y una cadena de boutiques de ropa de alta gama, así como se invirtieron nuevamente en la compra de arriendos de casas de seguridad, vehículos para transportar las drogas y el frente empresas, según las alegaciones de los fiscales.

   Además de coordinar la distribución de la cocaína de su propia organización, Martínez-Sánchez también supuestamente transportó y distribuyó narcóticos para miembros de otros carteles mexicanos de la droga, incluido el Cártel de Sinaloa, dirigido por los CPOT Joaquín "El Chapo" Guzmán e Ismael "Mayo" Zambada; el Cartel de Juárez, dirigido por el CPOT Vicente Carrillo-Fuentes y el Cártel de Beltrán-Leyva, dirigido por los hermanos Arturo, Héctor y Alfredo Beltrán-Leyva.

  Martínez-Sánchez había sido designado como objetivo prioritario consolidado de la Organización por la Fuerza de Tarea contra el Crimen Organizado de Drogas, según los papeles de la corte.



Corrupción: Denuncian al presidente de CVG Internacional C.A por vender (en $) las cajas de alimentos de los empleados en el mercado local

Por Maibort Petit
@maibortpetit


  Una nueva denuncia, con una variedad de soportes, señala que Jonathan Adolfo Ardila Sanabria mantiene la práctica corrupta de vender las cajas de alimentos designadas por la Corporación Venezuela de Guayana a los empleados de CVG Internacional, C.A.  en dólares en el mercado local.
  Los denunciantes señalan que las cajas no llegan al personal, y que las mismas son vendidas, casi semanalmente, en moneda americana.  
   
   Jonathan Adolfo Ardila Sanabria despacha desde Caracas (no desde Puerto Ordaz), Torre Las Mercedes, Piso 4, Chuao. Asiste su grupo de empleados que le colabora para hacer las ventas irregulares de las cajas de alimentos de empleados.

   El personal de CVG Internacional, C.A. está trabajando una vez a la semana por la falta de operaciones.

   En una de las evidencias que acompaña la denuncia hay una comunicación, fechada el 18 de febrero de 2020, en Ciudad Guayana, del vicepresidente Ejecutivo de la Corporación Venezolana de Guayana (CVG), Lino Jairo Mora Gómez quien informa a Jonathan Adolfo Ardilla que el 19 de febrero de 2020 podrá retirar del inventario de cajas de alimentos de la CVG, que se encuentra en las instalaciones de CVG-Ferrominera del Orinoco, 54 cajas de incentivo productivo, con la finalidad de distribuirlas a los trabajadores (as) de Ciudad Guayana que efectivamente tiene una asistencia a sus puestos de trabajo mayor al 75% y cumplen sus labores diarias.
  Jonathan Adolfo Ardila Sanabria, C.I. 14.267.987, alias "El Pana Jonny", fue designado como Presidente de la CVG Internacional, C.A. mediante la Resolución Nº 027 de fecha 23 de agosto de 2018, publicado en la Gaceta Oficial de la República Bolivariana de Venezuela N° 41.471 de fecha 30 de agosto de 2018(1).

  La denuncia contra Ardila Sanabria no es nueva, este tipo de prácticas se vienen realizando en ese despacho desde marzo de 2019. 
   
  Los denunciantes señalan que la justicia (selectiva) no abre las investigaciones correspondientes contra los actos de corrupción cometidos por Ardila Sanabria porque el funcionario del gobierno tiene una amistad muy cercana con el fiscal general del régimen de Nicolás Maduro, Tarek William Saab.

  A Ardila Sanabria también se le acusa de ostentar un título universitario falso. Se hace llamar abogado sin que su título haya sido acreditado, hasta ahora, por ninguna institución del país.

En Madrid, España


   Ardila Sanabria también es el presidente de la CVG Internacional Filial Europea SL, que se mantiene activa en estos momentos en Madrid, España bajo el registro N-B85080729. Esta empresa estatal venezolana se encarga del comercio de productos diversos. Su SIC es 5084  que equivale al rubro de maquinaria y equipo industrial.

     Las denuncias señalan que Ardila Sanabria realiza operaciones ilegales a través de la CVG Internacional Filial Europea SL, sin que hasta ahora haya sido investigado ni puesto en el radar de las autoridades internacionales.

  De acuerdo al anuncio 11103 del 14 de enero 2020, la empresa CVG Internacional Filial Europea SL tuvo una modificación estatutaria, organización y de la administración de la sociedad y nuevos nombramientos. La persona que aparece como administrador único de la empresa es Ardila Sanabria Jonathan Adolfo y hubo la dimisión o cese de Santander De Ramírez Mayra Alejandra.

  El domición de la CVG Internacional Filial Europea SL fue cambiado en enero 14 de 2020 a la siguiente dirección: Avenida de España 17, Centro Comercial Dulce Vita 2, Alcobendas (2) 

    Según los récords de empresas de España, CVG Internacional Filial Europea SL cuenta con entre 10 y 49 empleados y con una facturación anual de entre 10 y 50 millones de euros (3).


La empresa está inscrita en el Registro Mercantil de Madrid. En total tiene 77 cargos registrales. Su último anuncio en Borme ha sido publicado el 14/01/2020 y su último depósito de cuentas anuales ordinarias es del año 2017 (4).

Entre las personas que aparecen vinculada a la empresa destacan las siguientes: 

  • Jorge Luis Rodríguez Osorio (Secretario) desde 2009 hasta 2020.
  • Baker Tilly Fabregas Mercade Satorra SLP (Auditor) desde 2018 hasta 2020.
  • Alejandro Suárez Sergent desde 2010-2020
  • María Isabel Heredia González desde 2014-2020
  • Elsa Coromoto De Gouveia Ribeiro 2010-2020
  • María Angelica  Oropeza Barrios 2018-2020
  • Enrique Manuel Castells Yesiar 2020-01-14


Citas
1) https://pandectasdigital.blogspot.com/2018/09/resolucion-mediante-la-cual-se-designa_89.html
2) https://librebor.me/borme/anuncio/2020/11103/
3) https://www.infoempresa.com/es-es/es/empresa/cvg-internacional-filial-europea-sl
4) https://librebor.me/borme/empresa/cvg-internacional-filial-europea/

miércoles, 19 de febrero de 2020

Contratista corrupto de CITGO y PDVSA, Tulio Anibal Farías-Pérez se declaró culpable en la corte federal de Houston

Por Maibort Petit
@maibortpetit

   El contratista de PDVSA y CITGO, Tulio Anibal Farías-Pérez—quien es co-acusado en la enorme trama de corrupción encabezada por José Manuel González Testino se declaró culpable de haber violado la Ley de Prácticas Corruptas en el Extranjero en la Corte del Distrito Sur de Texas este miércoles 19 de febrero.
   Farías-Pérez asumió su responsabilidad en una conspiración acusado ante el juez Gray H Miller en una audiencia celebrada este la Corte del Distrito Sur de Texas, en Houston. 

   El juez acordó la fianza no garantizada de $ 25,000 cuya ejecución no fue ordenada.

  Farías Pérez fue acusado de conspirar junto a José Manuel González Testino y otras personas para cometer delitos en Estados Unidos, usando los correos e instrumentalidades del comercio del país manera corrupta, pagar sobornos, influenciar decisiones de empresas extranjeras, violando la Ley de Prácticas Corruptas en el Extranjero (FCPA).

  La conspiración de Farías Pérez y González Testino tenía como objetivo obtener y retener lucrativos contratos y otras ventajas de negocios con PDVSA de manera corrupta y fraudulenta, incluyendo el pago de coimas a los oficiales de la petrolera venezolana y su filial en EE. UU., CITGO Petroleum Corp.

  Tulio Anibal Farías Pérez, venezolano, residente de Texas desde agosto de 2014, era el dueño del 50 por ciento de varías compañías en los Estados Unidas junto con José Manuel González Testino, y juntos se aseguraron contratos con PDVSA y su filial estadounidense CITGO.

  En la acusación, la fiscalía sostiene que "el (empleado A) trabajaba con González Testino, incluyendo la prestación de servicios a una de las compañías registradas en EE. UU. 

 Ese empleado A (cuyo nombre no se revela) tenía entre sus responsabilidades el manejo de los contratos de PDVSA para las empresas de logísticas de González  Testino, y monitorear las órdenes de compra y el pago de los sobornos relacionados con las múltiples empresas, incluyeron de aquellas en las que estaba asociado con Farías Pérez.

  El "oficial B" era un empleado de CITGO entre 2010 hasta febrero de 2018. Entre 2012 y 2015, "el oficial B" trabajó en el Grupo de Proyectos Especiales y tenía entre sus responsabilidades la supervisión  de empleados y el proceso de contratación de ese departamento.

  La "compañía A", controlada por Faría y González, estaba registrada en el estado de la Florida y luego fue registrada en Panamá y Suiza, "era usada para asegurar contratos con PDVSA".

  Farías-Pérez y González Testino pagaron sobornos a oficiales de PDVSA para influenciar las decisiones de la petrolera venezolana para que la "empresa A" ganara contratos de servicios y equipos. 

  Farías-Pérez y González Testino pagaban los sobornos en efectivo "en reuniones personales, o enviando transferencias bancarias a cuentas bancarias controladas por los oficiales de PDVSA, proveyendo objetos de valor, incluyendo tickets aéreos, viajes recreacionales, hoteles, tickets del Super Bowl y otros deportes, comidas, incluyendo cenas para los miembros del equipo de Farías y González con "sus grupos de PDVSA Houston", joyería, obras de arte, relojes, etc".

Los cuadernos de los sobornos

  El "empleado A" mantenía una relación de gastos donde escribía los montos de los sobornos pagados, y los que se debía pagar a los oficiales de PDVSA, incluyendo las coimas para la asistencia de las "compañía A".  

  La acusación dice que González y Farías pagaban un porcentaje por los contratos ganados a las compañías, incluyendo un pago mensual a los funcionarios de PDVSA o CITGO que variaba de acuerdo al tipo "funcionario". 

  Los sobornos se pagaban en conexión con los contratos de PDVSA, incluyen un contrato para proveer compresores a PDVSA que nunca fueron entregados; dos contratos para pompas de sumergibles eléctricos que tampoco fueron entregados; múltiples contratos pequeños para suplir partes de la compañía suiza a la "compañía A" que actuaba como distribuidor.

  En los libretas de los sobornos, los empleados de González Testino y Farías Pérez, les ponían sobrenombres o alias a los oficiales se PDVSA y CITGO. De manera ordenada, "llevaban un control en una hoja de excel para pagarles a cada uno con las verdaderas identidades".

   Para generar la naturaleza y la fuente de los pagos de los sobornos, crearon justificaciones falsas incluyendo facturas de equipos y servicios que nunca prestaron o enviaron.

   Las coimas se pagaban directamente a las cuentas de bancos  de los mismos oficiales de PDVSA y CITGO, o a nombre de las empresas que también eran premiadas con contratos y recibían pagos de la petrolera venezolana.

  En ocasiones, los empleados de González y Farías pedían a los oficiales de PDVSA y CITGO las cuentas bancarias en las cuales podían recibir los sobornos "que fueran a nombres de compañías, intermediarias, relativas, amigos y personas asociadas de dichos oficiales".

Algunos de los pagos hechos al "oficial B" fueron a través de una cuenta en Panamá, tal como se muestra en el siguiente cuadro:
   En octubre de 2014, Farías Pérez se fue con "el oficial B" a la Serie Mundial de Béisbol en San Francisco, California, entre los equipos Kansas City Royals y los Gigantes de San Francisco. Farías Pérez y González Testino pagaron por los tickets y todos los gastos del viaje.

  El 1 febrero de 2015, Farías Pérez y otro co-conspirador llevaron al "oficial B" al Super Bowl XLIX en Glendale, Arizona y los dos acusados pagaron por los tickets y el viaje.

  Este caso está representado por el Fiscal de Distrito, Ryan K. Patrick y los fiscales asistentes: John P. Pearson y Robert S. Johnson