viernes, 3 de enero de 2020

Aliados de EE. UU. en América Latina deben estar alerta ante posibles retaliaciones de grupos terroristas por la muerte de Qassem Soleimani

   La presencia de la Fuerza Quds ha sido especialmente activa en México, Cuba, Dominica, Antigua y Barbados, Surinam, Uruguay, Venezuela, Colombia, Nicaragua, Ecuador, Bolivia, Brasil, Perú y el Área de la Triple-Frontera. 

Por Maibort Petit
@maibortpetit

  De acuerdo al criterio del experto en Seguridad Global y analista de amenazas transnacionales, Joseph Humire, la muerte del general Qassem Soleimani es más importante que la muerte de Osama bin Laden (ex-líder de al-Qaeda) puesto que el mayor general iraní dado de baja durante un ataque de las fuerza de Estados Unidos en el aeropuerto de Bagdad el 2 de enero del 2020 era más poderoso de lo que la mayoría piensa. 
  Humire asegura que Qassem Soleimani era considerado "Un señor de la guerra iraní" que controlaba docenas de organizaciones terroristas en todo el mundo.

 El experto advierte que entre las organizaciones terroristas controladas por Qassem Soleimani se encuentran la Guardia Revolucionaria de Irán, IRGC-QF (la Fuerza Quds)  que tiene una presencia global, y es por esta razón que Humire aconseja a los aliados de los Estados Unidos incluidos y especialmente en América Latina estar en alerta ante posibles retaliaciones.  

  La presencia de la Fuerza Quds ha sido especialmente activa en México, Cuba, Dominica, Antigua y Barbados, Surinam, Uruguay, Venezuela, Colombia, Nicaragua, Ecuador, Bolivia, Brasil, Perú y el Área Tri-Fronteriza, dijo el director ejecutivo deCentro para una Sociedad Libre y Segura (SFS).

  Humire sostiene que, desafortunadamente, los escenarios que ha advertido durante años se están haciendo realidad "Irán es una amenaza global y necesita ser tratado como tal", acotó.

  Explica Humire que "el modus operandi de la Fuerza Quds en el Medio Oriente,  que funciona a través de apoderado (proxy)  se ha evidenciado por los recientes ataques de Khataib Hezbollah, en Iraq, Lebanese Hezbollah (LH) en Líbano y Siria, la Houthi Rebel (HR) en Yemen, etc. Es el mismo modus operandi en América Latina y América pero la diferencia es que los representantes en la región no son Islámico: Etnocaceristas en Perú, Quebracho en Argentina, Cocaleros en Bolivia, Colectivos y Fuerza Bolivariana de Liberación (FBL) en Venezuela, todos estos grupos tienen vínculos directos con el IRGC-QF o Hezbollah". 
  Agrega el analista que en América Latina también se encuentra entre los proxys de la IRGC-QF —la Red Al Mustafa (Rabbani) en 16 países al sur de la frontera y Federación de Entidades Árabes (FEARAB) como una organización de frente sociocultural.

  Humire argumenta que en América Latina, la IRGC-QF usan la migración masiva y las movilizaciones sociales como armas, por esa razón cree que se verán más ataques asimétricos de proxy de  la "Red de amenazas de Irán" o ITN en América Latina, pero con una negación plausible mucho mayor. 

  El experto sostiene que las autoridades de los Estados Unidos deben prestar atención a las nuevas caravanas inversas que se están formando en Texas y que van en camino a México.

 La Guardia Revolucionaria de Irán (IRGC-QF)

  La Guardia Revolucionaria de Irán (IRGC-QF) está dirigida a llevar a cabo actividades de guerra e inteligencia no convencionales y son los responsable de las operaciones extraterritoriales. La unidad de Fuerza Quds apoya a actores no estatales en muchos países, incluidos el Hezbolá libanés, Hamas y la Jihad Islámica Palestina en la Franja de Gaza y Cisjordania, los hutíes yemeníes y las milicias chiítas en Irak, Siria y Afganistán.
Akram al Kaabi (izquierda) con el Comandante de las Fuerza  Qods de Irán Qassem Soleimani

   Aunque no se conoce el tamaño exacto de las Fuerzas Quds, muchos estiman que hay entre 10,000 y 20,000 miembros distribuidos en varios países. La Fuerza Quds están dirigidas desde el más alto nivel del régimen iraní, informan directamente al Líder Supremo de Irán, Ayatollah Khamenei y fueron comandadas por el mayor general Qassem Soleimani hasta su asesinato por un ataque con aviones no tripulados de Estados Unidos en el aeropuerto internacional de Bagdad el 3 de enero de 2020.
   El régimen iraní designó al general de brigada Esmail Ghaani como comandante de la Fuerza Quds el mismo día que Soleimani fue asesinado.







No hay comentarios:

Publicar un comentario