domingo, 11 de noviembre de 2018

Conoce los puntos claves del juicio del 'Chapo' Guzmán

En estas líneas resumimos  lo que ha sido el proceso judicial de Joaquín Guzmán, las claves y puntos más importantes del que se tiene como el juicio más importante de los últimos tiempos en los Estados Unidos.

Por Maibort Petit
@Maibort Petit 

Las actividades criminales supuestamente cometidas por Joaquín Archivaldo Guzmán Loera, mejor conocido como el “Chapo Guzmán”, siempre lo enfrentaron a la posibilidad de verse cara a cara con el sistema judicial de los Estados Unidos —país en el que han tenido una amplia repercusión sus actividades delictivas— un hecho que comenzó a materializarse al momento de su captura. El problema ha estado en que el famoso narcotraficante, a la par de su habilidad para llevar su oscuro negocio, también ha demostrado una gran maestría para evadir tal encuentro, pues sus ya múltiples aprehensiones han estado acompañadas de espectaculares fugas que le permitieron postergar lo que ya en la actualidad es un hecho inminente: su enjuiciamiento en la Corte del Distrito Este de Nueva York.

La primera de las capturas del líder del Cártel de Sinaloa tuvo lugar el 10 de junio de 1993, cuando las autoridades mexicanas anunciaron su detención en Guatemala y luego de un proceso judicial fue condenado a pagar 20 años de prisión en 1995, cárcel de la que se evadió el 19 de enero de 2001, aun cuando estaba confinado en una de las dos prisiones de máxima seguridad de México, la cárcel de El Altiplano y el penal de Puente Grande en Jalisco, de donde salió escondido, al aparecer, en un carro de lavandería.

Posteriormente, en 2012, cuando la policía federal de México se encontraba a punto de atraparlo en la mansión donde se encontraba en la costa de Los Cabos, el Chapo Guzmán logró burlar a las autoridades. 

Pudo permanecer en libertad hasta el 22 de febrero de 2014, cuando la Armada mexicana lo capturó en un condominio en Mazatlán, luego de haber escapado previamente a través de un conjunto de túneles en Culiacán, estado de Sinaloa.

Pero de esta también se libró el 11 de 2015, al escapar de la prisión de máxima seguridad del estado de México por un túnel de 1,5 kilómetros de largo. Nuevamente la Armada mexicana lo aprehendió el 8 de enero de 2016 y el gobierno del país azteca lo extraditó a los Estados Unidos el 19 de enero de  2017[1]. No pudo escapar esta vez —pese a las múltiples acciones jurídicas que llevó a cabo para evitar su traslado a los EE. UU.—, el Quinto Tribunal Colegiado en Materia Penal en la Ciudad de México le negó tal posibilidad.

La condición del gobierno de México para su entrega a Estados Unidos fue una sola: el compromiso de que no será sentenciado a la pena capital, tal como lo establece el tratado sobre extradiciones entre ambos naciones.

En EE. UU. seis estados se lo disputaban: Nueva York, California, Texas, Arizona, Illinois y Florida.

Se acordó que el periplo judicial de Joaquín Guzmán Loera se iniciaría en la Corte Federal del Distrito de Brooklyn, en Nueva York.

El juicio del siglo

Ya en tierra estadounidense y bajo estrictas medidas de seguridad que dificultarán enormemente que Guzmán Loera muestre sus artes escapistas, el caso de este narcotraficante se erige como el más importante de la historia criminal de los Estados Unidos, según expertos y fiscales. De hecho, las autoridades lo calificaron como "el criminal más notorio de los tiempos modernos".

A los fiscales del Distrito Este de Nueva York les corresponderá probar, más allá de toda duda razonable, el porqué de estimar a Joaquín Guzmán Loera como el más grande delincuente al que haya procesado la justicia estadounidense. En sus hombros descansa la tarea de demostrar que este hombre fue el responsable de introducir toneladas de cocaína a EE. UU., valiéndose para ello de la más grande violencia.

A los que se enfrenta: los cargos

El 11 de mayo de 2016, un gran jurado del Distrito Este de Nueva York le dio el visto bueno a la acusación contra Guzmán Loera formulada por el gobierno y que comprende más de veinte años de conducta criminal en violación del Título 21 del Código de los Estados Unidos, de los artículos 848 (a), 848 (b) y 848 (c). 

Se le señaló de haber participado “en una conspiración internacional para fabricar y distribuir cocaína, heroína, metanfetamina y marihuana, a sabiendas y con la intención de que los estupefacientes serían ilegalmente importados en los Estados Unidos, en violación del Título 21, Código estadounidense”[2].

Inicialmente se le habían imputado 17 cargos relacionados con tráfico de drogas, lavado de dinero y asesinato, de los cuales seis fueron eliminados por parte de los fiscales para imprimirle celeridad al proceso judicial. Una reducción que poco o nada cambia la esencia de los delitos que enfrenta el líder del cartel del Pacífico, como también se le conoce[3].

El juez de la causa, Brian Cogan, instruyó a los fiscales que replantearan las acusaciones para no extender el juicio más de lo necesario. Precisó que en lugar de que los fiscales sustentaran el caso en múltiples homicidios, solicitó abocarse al tráfico de drogas. 

En lugar de que los fiscales basen su caso en múltiples casos de homicidio —al menos 33 según la última revisión— el juez pidió que los cargos principales sean los de tráfico de drogas. "Este es un juicio de conspiración para traficar drogas, no de conspiración para asesinar", advirtió y giró la orden: "Tomen los cargos más sólidos y recorten el resto".

Fue así como de los 17 cargos el proceso se redujo a la búsqueda de evidencia para comprobar once: 8 cargos relacionados con el delito de asociación para fabricar, importar y distribuir cocaína, heroína, marihuana y metanfetaminas; un cargo relativo al delito de ser miembro de una organización criminal; un cargo por el uso de armas de fuego con fines criminales; y un cargo por lavado de dinero[4].

De este modo, los representantes del gobierno de los Estados Unidos deberán demostrar ante el jurado que dictaminará la culpabilidad o inocencia de Joaquín Archivaldo Guzmán Loera, que este fue responsable de dirigir una empresa que entre los años 1989 y 2014, importó y distribuyó toneladas de narcóticos ilegales al norte del Río Bravo. Se señala de haber obtenido ganancias por millones de dólares por su actividad de narcotráfico hacia los EE. UU. 

Y aunque, como apuntamos, estos cargos fueron descartados, no cesa de recordarse que el Chapo Guzmán supuestamente sería responsable de conspirar para asesinar a las personas que significaban una amenaza para sus actividades criminales. 

Hay que apuntar que este hombre presuntamente sería el dueño de cerca de 200 mil kilos de cocaína vinculada al cártel de Sinaloa, un hecho del que ha presumido no pocas veces, una de ellas durante una entrevista concedida a la revista Rolling Stone cuando se vanaglorió de su actividad: “Yo trafico más heroína, metanfetaminas, cocaína y marihuana que nadie en el mundo. Tengo una flota de submarinos, aviones, camiones y botes”[5].

También se le imputan el delito de negociar ilegalmente armas, así como de legitimar capitales provenientes del contrabando masivo de unos 14 mil millones de dólares en efectivo, desde Estados Unidos y Canadá hacia México. 

De la enorme cantidad de hechos delictivos cometidos por el Chapo Guzmán, los fiscales en Estados Unidos se han concentrado en el tráfico de drogas con homicidios.

La escogencia del jurado

El 5 de noviembre de 2018 se inició el proceso de selección del jurado que tendrá la responsabilidad de determinar la culpabilidad o inocencia de Joaquín Archivaldo Guzmán Loera.

Una actividad que estuvo restringida a muy pocos: el acusado, la defensa, los fiscales, los agentes de seguridad y cinco periodistas.
La idea de esto, solo una, mantener en la mayor reserva posible, la identidad de los jurados.

La escogencia se llevó a cabo entre un poco más de cien candidatos, de los cuales sólo doce principales y seis suplentes conformarán el panel.

La selección fue un proceso riguroso pero no por eso exento de hechos curiosos y llamativos. En cada una de las jornadas realizadas, los potenciales jurados debieron contestar preguntas formuladas por el juez y esclarecer las dudas expresadas por los fiscales y los abogados defensores. Eran llevados a la sala por grupos y allí escucharon al juez hablar sobre la carga de la prueba, las responsabilidades del jurado, las evidencias, la presunción de inocencia, entre otros aspectos.

Fueron especialmente consultados acerca de sus opiniones sobre las drogas, su opinión respecto al acusado, su fluidez con el español, sus puntos de vista sobre la policía y los testigos cooperantes.

Entre los candidatos fue posible ver a un imitador profesional de Michael Jackson, quien finalmente fue descartado ante la posibilidad muy cierta de poder ser identificado con facilidad. El hombre advirtió, además, que no podría sobrevivir con los USD 50 diarios que recibirán los jurados como paga por sus servicios.

Una mujer dijo conocer del caso en razón de que veía telenovelas y así se enteró que el demandado tenía algo que ver con la actriz mexicana, Kate Del Castillo.

Otra mujer dijo conocer del acusado en virtud de haber visto la serie televisiva Narcos que transmitió Netflix.

Hubo, incluso, un candidato que intentó, a través de un  oficial de seguridad del acusado, obtener un autógrafo del Chapo Guzmán. Consultado al respecto por el juez Cogan, el hombre —de origen colombiano— manifestó ser “un poco su fan”[6].

Pero la selección del jurado también estuvo determinada por el miedo de que muchos de los candidatos eran presa por las represalias que pudieran tomarse contra ellos por parte de miembros de los carteles de la droga[7].

Finalmente, el 7 de noviembre, quedó conformado el jurado principal, el cual está integrado por siete mujeres y cinco hombres, mientras los suplentes son cuatro mujeres y dos hombres.

El panel lo integrarán ciudadanos de edades comprendidas entre los 20 y 30 años, así como adultos de entre 50 y 60. Hay personas que trabajan en la industria de los medios, en líneas aéreas y hasta un miembro del equipo de la demócrata, Alexandria Ocasio-Cortez.

Hay afroamericanos, personas que hablan español, un inmigrante del sudeste asiático de mediana edad cuyo hijo trabaja en la policía de Nueva York y una mujer etíope de unos 50 años, entre otros[8].

Otros detalles y hechos llamativos

De acuerdo a los manejan los fiscales, Joaquín Guzmán Loera a través de su empresa —el cartel de Sinaloa— habría obtenido entre 1989 y 2014, ganancias que calculan en unos USD 14 mil millones, cantidad que esperan poder confiscar. Una tarea que los especialistas consideran nada fácil de cumplir, por cuanto será muy cuesta arriba determinar el destino de este dinero.

Según el gobierno, el acusado ha trabajado para construir y mantener su imperio de drogas con suplidores de Colombia, así como con colaboradores en varios países de Latinoamérica, entre ellos, Guatemala, Honduras, Panamá, Costa Rica, Colombia, México.

Y si de dinero se trata, los gastos que el proceso judicial en sí conlleva no dejan de ser algo digno de investigar, pues el gobierno de los Estados Unidos no ha escatimado esfuerzos ni recursos en las investigaciones que han tenido lugar durante años y ahora durante el juicio en el que todo un aparataje de seguridad se ha desplegado en torno a la figura del famoso narcotraficante.

No se ha ofrecido información de cifras, pero desde ya se maneja que se trata de uno de los procesos más costosos de la historia judicial estadounidense.

El record de escapes del Chapo Guzmán ha sido determinante a la hora de justificar el régimen de de aislamiento en que se le mantiene durante 23 horas al día, permitiéndosele sólo una hora para ejercitarse.

Se maneja la especie de que Guzmán Loera pudiera permanecer recluido en el propio tribunal durante el tiempo que dure el juicio.

Otro asunto que se ha manejado con cautela y se ha convertido en un verdadero misterio, es el relativo a los testigos del caso, cuya identidad se mantiene en el más absoluto secreto. La razón aducida al respecto es el riesgo que corren las personas que prestarán testimonio y a quienes es menester garantizarles la vida. Se cree que algunas de estas personas están en programas de protección o en unidades penitenciarias especiales. Aun así, persiste el temor de que puedan ser asesinados.

Algo que tuvo mucho eco en los medios de comunicación fue la solicitud que formularan los abogados de Joaquín Guzmán al juez Cogan para que le permitiera al acusado abrazar a su esposa, Emma Coronel Aispuro, el 13 de noviembre justo antes de comenzar la presentación de los argumentos de apertura del juicio. 

En una carta, la abogada Mariel Colón Miró le expuso al magistrado que el breve abrazo podía tener lugar en la sala abierta e inclusive separados por la barandilla de la corte y no durar más de unos pocos segundos.

Para la defensa esto, en lo absoluto, representaría una amenaza a la seguridad, no facilitaría ninguna actividad delictiva y podría hacerse en presencia de fiscales, abogados defensores y alguaciles de los Estados Unidos.

El juez negó esta posibilidad.

La apertura del juicio

Como ya se dijo líneas arriba, los argumentos de apertura del juicio de Joaquín Guzmán tendrán lugar por parte de la fiscalía, el 13 de noviembre de 2018, siendo el paso siguiente la presentación de la enorme lista de testigos que tiene el gobierno para demostrar la culpabilidad del acusado.

Pero aún hay mucho que contar en esta historia en la que Joaquín Archivaldo Guzmán Loera, alias el “Chapo Guzmán”, se enfrenta a la posibilidad de pasar el resto de su vida en la cárcel al poder recibir, en caso de ser declarado culpable, una sentencia de cadena perpetua.

Notas citadas


[1] Excélsior. “Fechas clave: las persecuciones, detenciones y fugas de ‘El Chapo’”. 19 de enero de 2017. https://www.excelsior.com.mx/nacional/2017/01/19/1067684



[2] Venezuela Política. “El Chapo Guzmán ganó 14 billones de dólares con el tráfico de drogas en los EEUU”. 25 de enero de 2017. https://maibortpetit.blogspot.com/2017/01/el-chapo-guzman-gano-14-billones-de.html

[3] Uno TV. “Eliminan 6 de 17 cargos contra El Chapo Guzmán en Estados Unidos”. 22 de octubre de 2018. https://www.unotv.com/noticias/estados/sinaloa/detalle/eliminan-6-de-17-cargos-contra-el-chapo-guzmn-en-estados-unidos-209097/

[4] BBC Mundo. “El juicio de El Chapo: de qué se acusa exactamente a Joaquín Guzmán y por qué se le juzga en EE.UU. y no en México”. 5 de noviembre de 2018. https://www.bbc.com/mundo/noticias-america-latina-46078506

[5] Perú.com. “Joaquín El Chapo Guzmán y la entrevista que le brindó a Sean Penn”. 10 de enero de 2016. https://peru.com/entretenimiento/celebrities/joaquin-chapo-guzman-y-entrevista-que-le-brindo-sean-penn-noticia-432621

[6] Venezuela Política. “Potencial jurado del Chapo intentó conseguir un autógrafo del capo mexicano”. 6 de noviembre de 2018. http://maibortpetit.blogspot.com/2018/11/segundo-dia-de-seleccion-del-jurado.html

[7] Venezuela Política. “Potenciales jurados del "Chapo" Guzmán confiesan tener miedo a represalias”. 6 de noviembre de 2018. http://maibortpetit.blogspot.com/2018/11/juicio-el-chapo-guzman-juez-cita-los-40.html

[8] Venezuela Política. “Siete mujeres y cinco hombres serán los encargados de emitir el veredicto sobre del 'Chapo' Guzmán”. 7 de noviembre de 2018. https://maibortpetit.blogspot.com/2018/11/siete-mujer-y-cinco-hombres-seran-los.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario