jueves, 11 de octubre de 2018

Nada detiene el inicio del juicio del "Chapo" Guzmán en Nueva York

La selección del jurado se realizará en dos días. La presencia de la prensa en el salón no está aún garantizada ya que el juez acordó proteger la identidad de los jurados y de los testigos que testificarán contra el ex líder del cártel de Sinaloa.

Por Maibort Petit
@maibortpetit



La decisión del juez federal Brian Cogan de no aprobar nuevas prórrogas para el inicio del esperado juicio del ex líder del cártel de Sinaloa, Joaquín "El Chapo" Guzmán puso a los tres abogados del acusado en jaque ya que según uno de ellos, Jeffrey Lichtman la defensa deberá leer unas 13 mil páginas del expediente en menos de tres semanas de que se inicie el proceso, el cual según ratificación de la corte, empezará el 5 de noviembre con la selección del jurado para lo cual podrían ser entrevistados unos 1000 prospectos, todos ciudadanos residentes de la ciudad de Nueva York.
Jeffrey Lichtman fue aprobado como parte del equipo de defensores de Guzmán hace menos de un mes, tras una audiencia curcio solicitada por la fiscalía donde se le explicó al acusado los posibles conflictos de intereses que tenía su representación debido a que Lichtman estuvo relacionado con uno de los sujetos que podría testificar contra de Guzmán en el juicio. Los otros abogados defensores son Eduardo Balarezo y William Purpura.

Al término de la audiencia previa al juicio, que duró menos de 30 minutos, Lichtman dijo a la prensa que era un gran reto, porque el caso de Guzmán es grande con un denso expediente y que para que la defensa pueda hacer un trabajo competente requiere más tiempo. El abogado confirmó que la fiscalía había entregado los materias hace una semana. A decir de Lichtman, la documentación fue entregada de manera desorganizada por lo cual exhortó a los fiscales a reorganizar los documentos para que se facilite su estudio. A pesar de ellos la defensa asegura que estarán listos para el juicio.

Joaquín Guzmán permanecerá por ahora en el  el Centro Correccional Metropolitano en el Bajo Manhattan a donde se encuentra desde su extradición en enero de 2017.

Guzmán es acusado por el gobierno de los Estados Unidos de 17 cargos entre los cuales destacan las acusaciones por tráfico de drogas, asesinato, tortura y lavado de dinero. Los fiscales pretenden demostrar en el juicio 20 años de actividad criminal del acusado.

La esposa de Guzmán no estuvo presente en la audiencia previa al juicio de su marido este miércoles. Es la primera vez que Emma Coronel Aispuro falta a la cita y su ausencia se notó en la sala de sesiones, en la cual el acusado, vestido con el uniforme azul de prisionero, pasó la mayor parte del tiempo con la mirada pérdida entre las oscuras paredes del salón, afligido y sin expresar mucho interés a las discusiones de sus abogados con los fiscales y el juez, que escuchaba a través de un traductor.

En la audiencia, el juez Cogan reiteró que la selección del jurado se realizará a partir del 5 de noviembre de 2018, que el juicio durará entre tres y cuatro meses y que se mantiene el calendario aprobado que incluye sesiones diarias, excluyendo algunos viernes o días feriados en los Estados Unidos.  

Cogan también dijo que la identidad de los testigos, al igual que las de miembros del jurado, se mantendrá en secreto para el público y la prensa. Los fiscales han dejado saber que existen más de una docena de testigos en el caso que testificarán contra Guzmán.








No hay comentarios:

Publicar un comentario