martes, 30 de octubre de 2018

Juez de Nueva York niega prórroga del juicio solicitada por la defensa de Joaquín "El Chapo" Guzmán

Todo quedó listo en la Corte del Distrito Este de Nueva York para el inicio de lo que se ha calificado por el juicio más importante de la historia criminal de los Estados Unidos.

Por Maibort Petit
@maibortpetit

   Un juez federal negó este martes las mociones sometidas al tribunal por Joaquín "El Chapo" Guzmán que buscaban prorrogar el juicio y  excluir las nuevas evidencias del gobierno relacionadas con supuestos asesinatos que el acusado habría ordenado.

El magistrado Bryan Cogan ratificó que el juicio se iniciará el próximo 5 de noviembre, tal como estaba previsto, con la selección de los miembros del jurado, aunque ordenó que la presentación inicial de argumentos se realizará el 13 de noviembre de 2018, con lo cual la defensa tendrá una semana extra para prepararse.

Cogan fue muy claro cuando advirtió que los defensores sabían que el caso de Guzmán iba a ser complejo y que se esperaban  evidencias voluminosas. Advirtió que "nunca nadie se siente preparado para un juicio de esa envergadura" pero que había que proseguir tal cual se había acordado. 

Cogan dijo al gobierno que debía "priorizar" las evidencias, haciendo referencia a la nueva documentación relacionada con unas supuestas nuevas víctimas de Guzmán y que sumarían unas 17 personas, con lo cual la cifra aumentó a unos 38 aproximadamente. 

El juez dijo que el caso de Guzmán era esencialmente por narcotráfico, y que los fiscales debían enfocarse en esas acusaciones más que en las relacionadas con supuestos asesinatos.

Cogan dijo a los defensores de Guzmán que el material presentado por la fiscalía es una pieza importante del gobierno para probar la culpabilidad del acusado. 

El abogado de Guzmán, Eduardo Balarezo, dijo que las 14 mil páginas entregadas por la fiscalía eran excesivas, mostrando unas 22 carpetas voluminosas que apilaron en el escritorio para que fueran observadas por el magistrado y por los presentes en la sala, entre quienes se encontraban los periodistas.

Cogan respondió que desde el inicio se esperaba una enorme cantidad de evidencias, recordando que los fiscales habían dicho que entregarían unas 25 mil páginas.

La defensa de Guzmán advirtió el lunes que al acusado se le está violando el debido proceso, puesto que el gobierno de los Estados Unidos entregó a los defensores un paquete de información y evidencias masivo que requiere tiempo para ser evaluado y preparado. Ante lo consideran una injusticia, los litigantes solicitaron al juez que considerara una prórroga para el inicio del juicio.

"El Chapo" luce bien

Guzmán llegó a la sala a las 9 de la mañana, vistiendo su uniforme azul y una camiseta color naranja, lucía descansado y bien acicalado. Al inicio de la sesión se quejó que los audífonos no funcionaban, asunto que se resolvió rápidamente. 

La audiencia que duró unos 20 minutos y versó únicamente sobre las mociones solicitadas por la defensa.

Cogan pidió a las dos partes trabajar de manera más organizada. El magistrado se quejó que durante el fin de semana el abogado Eduardo Balarezo lo había llamado dos veces y habían sometido a su consideración dos documentos que solicitaban lo mismo, y también llamó la atención de los fiscales por  haber entregado con retraso  el material del descubrimiento, lo habían prometido 14 días antes del juicio, no una semana como en efecto ocurrió. 

También se refirió Cogan al hecho que la fiscalía hubiese pedido sellar algunos documentos que la corte colocó públicamente.

El magistrado dijo que había leído todos los documentos de las dos partes y que no había nada nuevo en ellos. "Hoy no teníamos que estar aquí, porque habíamos acordado reunirnos el 5 de noviembre . En la última audiencia pregunté si había algo más que agregar y tanto el gobierno como la defensa dijeron que no", acotó el magistrado, quien a la vez aseguró que sería severo en el cumplimiento del cronograma y que se trabajarían algunos viernes "que inicialmente se habían exceptuado" para no alargar más el juicio.

Las mociones de Guzmán

Guzmán Loera, a través del abogado Eduardo Balarezo, argumentó que la fiscalía entregó a los defensores una cantidad masiva de información (más de 14,000 páginas) entre las cuales se encuentran "17 nuevas conspiraciones de asesinato que pretenden ser imputadas y antes las cuales se debe crear una estrategia para su defensa".

Los abogados de Guzmán admiten que sabían que la información se produciría pero que necesitan más tiempo para revisar la enrome cantidad de documentos y prepararse para la defensa.

La defensa advierte en relación a las 17 presuntas víctimas adicionales, que Guzmán tampoco "está fingiendo sorpresa de que se hayan revelado más víctimas". Lo que sucede -explica- es que nadie esperaba que "el gobierno casi duplicara el número de supuestas conspiraciones de asesinato que pretendía perseguir".

El gobierno se burla de la defensa al afirmar que "siempre habría sido evidente para los practicantes criminales con experiencia" que el material § 3500 estaría en inglés. En ese sentido, los defensores aseguran que los fiscales no comprenden "o no tiene en cuenta" que Guzmán tiene derecho a revisar el material de la sección 3500 en idioma inglés, "algo que no puede hacer sin la ayuda del equipo de abogados". 

Reiteran que cada una de las 14 mil páginas entregadas debe ser revisada con el acusado, lo cual es un proceso laborioso y lento.

La defensa señala que pesar de que el gobierno no procederá en varios cargos y violaciones (6 en total), si avanzará en 11 cargos y 29 violaciones relacionadas con eventos que abarcan un período de 25 años y que ocurrieron en el extranjero. 

Asimismo se quejan que el gobierno haya eliminado dos categorías de víctimas de conspiración de asesinato y haya agregado otras 17 víctimas nombradas. En efecto, "el alcance de las acusaciones contra el Guzmán pasó de excesivamente exagerado a simplemente excesivo".




No hay comentarios:

Publicar un comentario