viernes, 19 de octubre de 2018

Comunicado de Antonio Ledezma en relación a la detención de su yerno, Luis Fernando Vuteff García en España

He servido a Venezuela en tiempos de estabilidad y en esta terrible época de adversidad. He sufrido la cárcel y ahora el exilio. Puedo decir con humildad republicana que en todos estos años ni me he envanecido con el poder, ni me he envilecido por la corrupción. Nunca he callado ni subordinado mis principios a ningún arreglo diferente a lo que dicta mi conciencia.
Yo siempre he respondido por mis actos. 

Quizás en Venezuela, por no existir un poder judicial, nos hemos olvidado de que la Justicia no se imparte en la calle o en las redes. 

En España, donde vivo desterrado, se inició un proceso cuyos detalles no conozco y me incumben no como juez o parte, sino como padre de mi hija. Creo que lo prudente, de hecho, lo único que nos cabe hacer a todos es esperar las decisiones firmes del sistema judicial español. Mientras tanto es importante no especular o extrapolar. 

La vida mia, en lo personal y en lo político, es sencilla y transparente. Quienes me conocen de toda la vida, en uno o ambos ámbitos, pueden dar fe de que mi vida es de servicio y que soy hombre de palabra. 

Por mis actos respondo y doy la cara. A mi familia la atesoro, la cobijo como todo padre y la protejo de la infamia. 
La fortaleza de mis convicciones y mi pasión por mi patria tienen como bases y sustento el inmenso amor que siento por mi familia, y la solidaridad y confianza que siempre me han otorgado mi esposa y mis hijos. Entre nosotros somos incondicionales, pero absolutamente respetuosos de los proyectos de vida que cada uno ha emprendido. Hoy me toca dar la cara por mi familia, y compartir con los venezolanos y con todos aquellos que se han puesto de nuestro lado lo que nos está ocurriendo:

Tengan claro que jamas me verán ni abandonando a mis amigos, ni escudándo a nadie de la justicia verdadera.

Quiero para Venezuela libertad, democracia y progreso. Quiero que salgamos cuanto antes de esta tiranía y que comience una nueva época de justicia y derecho. 

1.      El esposo de mi hija Antonieta, Luis Fernando Vuteff García, es objeto de una investigación abierta en el reino de España sobre presunta legitimación de capitales. En este momento está detenido. Nuestra familia está conmocionada por este hecho. Y esperamos que el proceso se siga llevando a cabo de acuerdo con el derecho, y que al final se haga justicia.
2.      En ningún caso se debe inferir de esta situación el que yo haya participado, me haya lucrado o haya tolerado ningún tipo de manejo indebido, ilegal o inconveniente. Está a la vista de todos la frugalidad de mi exilio y la dedicación a tiempo completo a las mejores causas del país. Todos se pueden imaginar el dolor que Mitzi y yo sentimos por la situación de angustia y preocupación por la que está pasando nuestra hija y nieto, a los que no abandonaremos en este trance. También nos apena el dolor de los padres y familia de Fernando.
3.      No voy a arriar las banderas de lucha. El país que hoy sufre hambre, enfermedad, desconsuelo, represión y violencia puede seguir confiando que dedicaré hasta el último segundo de mi vida a los esfuerzos de su liberación. Arriesgando por ello todo lo que deba arriesgar, y siempre dando la cara por mi honestidad y el inmenso valor que le doy al haber vivido una larga carrera política sin haber caído nunca en la tentación de vender al país por treinta monedas de plata. 
4.      Agradezco todas las llamadas de apoyo y los mensajes de solidaridad. Aprecio a todos los que me han ratificado su confianza. Y les reitero a todos que el éxito de la causa a la que he entregado mi vida será la única retribución a la que aspiro.

15 comentarios:

  1. Bueno, Quien este libre de pecados que lance la primera piedra. Nadie escoge a la familia, sólo a la compañera. Las acciones de otros no se pueden indilgar a nadie.

    ResponderEliminar
  2. Asi es, mas que "unidad" lo que urge (y es siempre imprescindible en la vida) es "integridad". Mis respetos.

    ResponderEliminar
  3. Lo ratifico una vez más: Yo defiendo la honestidad del @alcaldeledezma

    Lo que hagan sus familiares consanguíneos o por afinidad, no lo involucran en modo alguno. Ni a él ni a nadie que se encuentre en similares circunstancias.

    Reitero: la responsabilidad penal es personalísima e intransferible.

    ResponderEliminar
  4. El terror que se apodera de nosotros los vulnerables consiste en el hecho de que si este señor llega a ocupar la conducción del destino de la República creará la plataforma de "negocios" para sus familiares, amigos y allegados en perjuicio de la Nación venezolana, entonces conoceremos otra versión de la corrupción y sin derecho a pataleo.

    ResponderEliminar
  5. Palante hermano en toda familia hay oveja negra que se defienda y aclare su situación abrazo y fortaleza

    ResponderEliminar
  6. Palante hermano en toda familia hay oveja negra que se defienda y aclare su situación abrazo y fortaleza

    ResponderEliminar
  7. Palante hermano en toda familia hay oveja negra que se defienda y aclare su situación abrazo y fortaleza

    ResponderEliminar
  8. Es correcto que un padre defenda a su familia e hijos. Ledezma tiene razon: la justicia y no las redes, es quien condena o absuelve. Ojala su familia salga airosa de ese trance

    ResponderEliminar
  9. Ànimo y mucha fortaleza para enfretar esta situación y apoyar a tu familia!!!! Lo ocurrido no tiene nada que ver con tu lucha que es la de los Venezolanos democráticos.

    ResponderEliminar
  10. Me gusta el mensaje de Ledezma porque combina la parte emocional de la noticia de la detención de su yerno y la parte racional del camino de la justicia. No exhonera de antemano a su yerno, pero pide que le den espacio a procesos judiciales y no condenarlo en las redes. Lo cual es correcto. Ledezma mantiene un saludable balance entre el afecto a su yerno y su respeto a la justicia. Si fuese cierto que Luis Fernando Vuteff García cometió delito, esperaría que Ledezma hablara con él y lo convenciera de echar todo el cuento, y nombrar a los principales agentes de la tracalería. Seguramente no fue el yerno solo.

    ResponderEliminar
  11. que lastima, tenia la esperanza, pero ledesma también tiene pendiente el caso Odebrech

    ResponderEliminar
  12. Con todo respeto en el exilio no está como usted dice tiene proyección internacional,asilo puede trabajar allá No como muchos venezolanos que acudimos a sus marchas nos persiguen como a Uds y cuando pisamos Madrid y pedimos asilo nos abandonan a la suerte de ellos cuando les da la gana nosmeten en cualquier albergue con drogadictos mal vivientes sin oportunidad de trabajo etc etc etc Usted y su familia no pasan por lo que están pasando muchos venezolanos decentes con hijos allá en España

    ResponderEliminar
  13. Esperemos los resultados pues, sin embargo es de hacer notar que, familiarmente y aunque los hijos sean adultos, los padres sabemos, intuimos los comportamientos de nuestros hijos y sus seres más allegados, en este caso, esposos.

    ResponderEliminar
  14. El tiene vida publica y lamentablemente en uh pais empobrecido y desepcionado dw los politicos, es natural desconfiar de todos los "exilados" que no manifestaban mayores riquezas cuando se encotraban en Venezuela y ahora viven y viajan para participar en "reuniones" estériles para supuestamente sacar al país del atolladero... no lo digo por el alcalde pero la desconfianza tambien lo afecta, sobretodo cuando a uno allegado a su familia se le involucra en un escandalo de tanta magnitud, es como que si mi hermano que puede ser todo lo imteligente ytrabajador que se quiera, y de repente le da una patada a la pobreza, si yo desconfio lo mínimo que deberia hacer si soy politico con vida publica es guardar distancia

    ResponderEliminar
  15. Esperamos que sea la Justicia que diga la ultima palabra, que esa dama ciega y balance de nuestras actuaciones, tenga la oportunidad de escrudiñar los hechos y sentenciar lo hecho por el involucrado. Mientras Ledezma, le corresponde responder en los termninos arriba expuestos, y mantener la mayor discresion ante la opinion publica. El tiene una trayectoria que vale solo para su proyecto de vida, ademas de la responsabilidad que toca a todo padre.

    ResponderEliminar