jueves, 13 de septiembre de 2018

En E.E. U.U.: Empresario texano se declara culpable de pagar sobornos a José Orlando Camacho funcionario de PDVSA

Por Maibort Petit
@maibortpetit

El empresario texano, Juan Carlos Castillo Rincón compareció a la Corte del Distrito Sur de Texas en Houston donde admitió ante el juez haber conspiración para violar la Ley de Prácticas Corruptas en el Extranjero. El ex gerente dijo que participó en un plan para obtener contratos y extensiones de contrato (Adendas) de la empresa energética estatal y estatal venezolana, Petróleos de Venezuela SA (PDVSA). 

Castillo Rincón es residente del condado de Conroe, Texas y trabajó como gerente de una empresa de logística y expedición de carga con sede en Houston y pagó sobornos al empleado de PDVSA, José Orlando Camacho residenciado en Miami. 

Camacho se declaró culpable en julio de 2017 de haber participado en una conspiración para lavar dinero proveniente de PDVSA. Las autoridades federales dieron a conocer este jueves la declaración de culpabilidad del exfuncionario venezolano.

Castillo y Camacho serán sentenciados en Houston el 21 de febrero de 2019.

Como parte de sus acuerdos de declaración de culpabilidad, Castillo y Camacho acordaron devolver el dinero obtenido en sus actividades criminales.


El Fiscal General Adjunto Brian A. Benczkowski de la División Criminal del Departamento de Justicia en conjunto con el Fiscal Federal Ryan K. Patrick del Distrito Sur de Texas y el Agente Especial a Cargo Mark Dawson de la Oficina de Campo de Houston de Investigaciones de Seguridad Nacional (HSI) del Departamento de Inmigración y Aduanas de EE. UU. hicieron el anuncio este jueves.

El fiscal Benczkowski dijo que "La corrupción socava el estado de derecho, aleja el campo de juego de las empresas respetuosas de la ley y expone nuestro sistema financiero a los efectos distorsionadores de los flujos de efectivo ilícitos". 

Señaló que las declaraciones de culpabilidad anunciadas hoy son las últimas de una serie de acciones derivadas de una investigación en curso de un esquema de corrupción que incluye el pago de sobornos a funcionarios en PDVSA. 

El fiscal anunció que el Departamento continuará combatiendo la corrupción "donde sea que la encontremos".

Castillo fue arrestado en Miami el 19 de abril, luego de que un gran jurado federal aprobara una acusación de cinco cargos en su contra. Según las admisiones realizadas en relación con el alegato de Castillo, a partir de 2011 y hasta el año 2013, Castillo, un gerente de una empresa de logística y expedición de carga con sede en Houston, conspiró con otros para sobornar a un funcionario de PDVSA a cambio que se les proporcionara asistencia para realizar  negocios con la compañía con PDVSA. A cambio del pagos de sobornos, el funcionario de PDVSA ayudó a la empresa a obtener contratos de PDVSA, extensiones de contratos y condiciones contractuales favorables; proporcionó a Castillo información privilegiada sobre el proceso de licitación de PDVSA; y apoyó a la compañía en las reuniones internas de PDVSA con respecto a las decisiones de compra.

Como parte de su declaración de culpabilidad, Camacho admitió que mientras trabajaba para PDVSA o sus subsidiarias o afiliadas, aceptó sobornos de Castillo y la empresa de logística y expedición de carga para la cual Castillo era gerente a cambio de tomar ciertas medidas para ayudar a la compañía en su negocio con PDVSA. Camacho también admitió que conspiró con Castillo para lavar las ganancias del plan de soborno, dice el comunicado de la fiscalía.


No hay comentarios:

Publicar un comentario