viernes, 21 de febrero de 2020

Trabajadores petroleros acusan a Manuel Quevedo y Fernando De Quintal de robo descomunal en PDVSA

Por Maibort Petit
@maibortpetit

Corrupción, corrupción y más corrupción es la palabra clave que define las operaciones de Petróleos de Venezuela. En una carta enviada a Nicolás Maduro, un grupo de trabajadores de la industria acusó al actual presidente de la petrolera, Manuel Quevedo y al vicepresidente de Finanzas, Fernando De Quintal de haber montado una estructura que les ha permitido robar de manera descomunal. A continuación textualmente reproducimos la carta que nos hicieron llegar los empleados de PDVSA, y que fue enviada a Maduro esta semana.

*Lo que no le dijeron a Nicolás Maduro de PDVSA*

  Presidente Maduro, es importante que sepa que el sector que actualmente se apropió de las decisiones en Pdvsa colocado por el Mayor Destructor (no general) Manuel Quevedo (que usted mismo colocó) está robando de manera descomunal. En principio quien actualmente funge como Vicepresidente de Finanzas, Fernando De Quintal, inició su carrera en Pdvsa como Vicepresidente de nada más y nada menos que de Comercio y Suministro, con la finalidad de empaparse de cómo era el método de negociaciones de los hidrocarburos de Pdvsa para luego entretejer y afianzar a las empresas que le tributan en el negocio y captar la renta de los venezolanos con esas empresas de maletín . Una vez conformó su estructura empresarial Quevedo lo nombra al frente de la Vicepresidencia de Finanzas , ¿Con qué objetivo? El de acelerar los pagos de las empresas que dejó en Comercio y Suministro y obvio ampliar su abanico de ingresos cobrando altas sumas de dinero por sacar pagos a proveedores grandes. Vale acotar que esto no lo hizo sólo, eso vino con anuencia de Manuel Quevedo y de un grupo de malandros de Construpatria dentro de los que figuran personajes como El tal "Colita" de apellido Espinosa y Luis Vergara Gerentes Generales de Comercio de Crudo y productos blancos (ambos salen denunciados en la web por corrupción con empresas en detrimento de la nación), sin embargo hoy ya no están en comercio y suministro pero si están en nómina y en Campiña, amparados por De Quintal. Es importante dejar claro los vínculos con el sionismo de este Sr. De Quintal que no juegan a favor del país ni de la empresa, sino en beneficio propio. Asimismo el General Rojas Reyes actual Director de Mercado Nacional y extinto Vicepdte de Comercio y Suministro, el que amenaza en reuniones a los trabajadores con cárcel o despido,  por oponerse a sus criterios que violan la normativa de Pdvsa tiene vínculos empresariales y juega al desfalco de la industria (investigar), otra plaga que juega a la desestabilización es el Gerente Corporativo de Recursos Humanos Robert Pérez, que hace lo que le viene en ganas con los beneficios que son de los trabajadores (desviando cajas clap, perniles, lista escolar recién entregada e incompleta  y otros beneficios), así como también el maltrato verbal hacia los trabajadores y el martillo o matraca hacia los socios B de las empresas mixtas que se encuentran produciendo y generando. Por ratas como estas muchísimos trabajadores petroleros  se mueren de mengua en los hospitales del país pues no cuentan con servicio clínico, por basuras como estas los trabajadores llevan meses que no le cancelan las facturas médicas que pagan con mucho esfuerzo para que se la reembolsen devaluadas, por indolentes como estos los comedores de los campos petroleros le dan arroz y yuca a sus trabajadores y en el peor de los casos los comedores los han suprimido, por alimañas como estas los trabajadores de los taladros no pueden dirigirse a sus puestos de trabajo ya que no cuentan con el servicio de transporte y el salario ni siquiera cubre un mes de pago de transporte, por inmorales como estos es que Pdvsa se vino a menos y Quevedo tiene culpa en eso. Sr. Presidente. Es importante precisar a toda la nómina que ha entrado en estos años de Quevedo han sido asquerosos y grotescos llenos de hambre...así como también investigar a los que se han robado el fondo de jubilados  y disfrutan tranquilos con la familia el dinero de los venezolanos,así como aquellos que le robaron el donde de pensiones a los trabajadores petroleros jubilados...es importante que el Fiscal Tareck W Saab actúe para ejemplarizar y moralizar la tropa honesta que queda creyendo en el país y en su industria ,así como también es importante que evalúe las declaraciones del nefasto Rafael Ramírez "que sabe mucho" donde acusa a Jorge Rodríguez de estar inmiscuido en negociaciones en Petroboscán y Petrozamora  (merece ser interpelado). Ya basta de tanta desidia y abandono, basta de tanto ladronismo y bla bla bla y entienda que la industria petrolera debe ser manejada bajo estándares de calidad y procedimientos de altura con personal calificado y no con actores que vienen a abofetear a la clase trabajadora y a desmotivarlos con sus acciones fascistas y autoritarias, y de paso con pleno desconocimiento y por ende con violación de procesos imponiendo sus criterios de cara a sus guisos.. La clase trabajadora propone medidas prohibitivas de salida del país a todos los gerente y directores de la gestión de Quevedo mientras se desarrollan investigaciones , para que no se vayan con la cabulla en la pata y rindan cuenta a los venezolanos sobre el desfalco que han cometido.

Frente de trabajadores del estado Zulia



jueves, 20 de febrero de 2020

Juez de Nueva York condena al narco mexicano (testigo en el juicio del Chapo Guzmán), Tirso Martínez-Sánchez a 7 años de prisión

Por Maibort Petit

  El narcotraficante mexicano, Tirso Martínez-Sánchez, alias "el Futbolista" fue sentenciado este jueves en la Corte del Distrito Sur de Nueva York a siete años de prisión, luego de ser procesado por delitos de tráfico de decenas de kilogramos de cocaína a los Estados Unidos. 
   Tirso Martínez-Sánchez, quien fue uno de los testigos de la fiscalía en el juicio contra Joaquín "el Chapo" Guzmán, fue arrestado en México el 2 de febrero de 2014 y extraditado a Estados Unidos el jueves 17 de diciembre de 2015. Debido a que lleva 5 años tras las rejas, le queda por cumplir 3 años de condena, según se informó en el juzgado.

  Martínez-Sánchez fue procesado por ser el presunto líder de "una extensa organización transnacional de importación, distribución y transporte de narcóticos", donde el condenado fue responsable de varios envíos de  varias toneladas de cocaína proveniente de Colombia. 

  En la acusación federal dice que Martínez-Sánchez organizó la importación de las drogas a los Estados Unidos utilizando una red de transporte que incluía trenes y remolques de tractores; y ordenó a los miembros del cartel que transportaran la cocaína a grandes centros de distribución, incluidos algunos ubicados en las áreas metropolitanas de Los Ángeles, Nueva York y Chicago.

  Durante el curso de la investigación hecha por las autoridades norteamericanas, los agentes supuestamente confiscaron aproximadamente 500 kilogramos de cocaína de una residencia en Deer Park, Nueva York; 2,000 kilogramos de la droga de un almacén en Brooklyn, Nueva York; 2,000 kilogramos escondidos dentro de un vagón de ferrocarril en Queens, Nueva York; 1.100 kilogramos de cocaína de un almacén en El Paso, Texas; y 1.900 kilogramos de cocaína de un almacén en Chicago, Illinois.

  Martínez-Sánchez supuestamente ordenó a los miembros del cártel que coordinaran el almacenamiento de las drogas en una gran red de almacenes de almacenamiento mediante la compra y el arrendamiento de numerosas compañías de fachada, que también se utilizaron para comprar vehículos para transportar las drogas a un distribuidor que vendía en Nueva York y otros estados, incluyendo California e Illinois, alega la Oficina del Fiscal de los Estados Unidos.

  Martínez-Sánchez también supervisó la recaudación de los ingresos de la organización de las ventas de drogas, que supuestamente se almacenaron en almacenes y algunos se mudaron del país utilizando la misma red de transporte de tractores y trenes utilizados para contrabandear la cocaína.

   Luego, las ganancias se lavaron a través de empresas comerciales, como la compra de equipos de fútbol profesionales y una cadena de boutiques de ropa de alta gama, así como se invirtieron nuevamente en la compra de arriendos de casas de seguridad, vehículos para transportar las drogas y el frente empresas, según las alegaciones de los fiscales.

   Además de coordinar la distribución de la cocaína de su propia organización, Martínez-Sánchez también supuestamente transportó y distribuyó narcóticos para miembros de otros carteles mexicanos de la droga, incluido el Cártel de Sinaloa, dirigido por los CPOT Joaquín "El Chapo" Guzmán e Ismael "Mayo" Zambada; el Cartel de Juárez, dirigido por el CPOT Vicente Carrillo-Fuentes y el Cártel de Beltrán-Leyva, dirigido por los hermanos Arturo, Héctor y Alfredo Beltrán-Leyva.

  Martínez-Sánchez había sido designado como objetivo prioritario consolidado de la Organización por la Fuerza de Tarea contra el Crimen Organizado de Drogas, según los papeles de la corte.



Corrupción: Denuncian al presidente de CVG Internacional C.A por vender (en $) las cajas de alimentos de los empleados en el mercado local

Por Maibort Petit
@maibortpetit


  Una nueva denuncia, con una variedad de soportes, señala que Jonathan Adolfo Ardila Sanabria mantiene la práctica corrupta de vender las cajas de alimentos designadas por la Corporación Venezuela de Guayana a los empleados de CVG Internacional, C.A.  en dólares en el mercado local.
  Los denunciantes señalan que las cajas no llegan al personal, y que las mismas son vendidas, casi semanalmente, en moneda americana.  
   
   Jonathan Adolfo Ardila Sanabria despacha desde Caracas (no desde Puerto Ordaz), Torre Las Mercedes, Piso 4, Chuao. Asiste su grupo de empleados que le colabora para hacer las ventas irregulares de las cajas de alimentos de empleados.

   El personal de CVG Internacional, C.A. está trabajando una vez a la semana por la falta de operaciones.

   En una de las evidencias que acompaña la denuncia hay una comunicación, fechada el 18 de febrero de 2020, en Ciudad Guayana, del vicepresidente Ejecutivo de la Corporación Venezolana de Guayana (CVG), Lino Jairo Mora Gómez quien informa a Jonathan Adolfo Ardilla que el 19 de febrero de 2020 podrá retirar del inventario de cajas de alimentos de la CVG, que se encuentra en las instalaciones de CVG-Ferrominera del Orinoco, 54 cajas de incentivo productivo, con la finalidad de distribuirlas a los trabajadores (as) de Ciudad Guayana que efectivamente tiene una asistencia a sus puestos de trabajo mayor al 75% y cumplen sus labores diarias.
  Jonathan Adolfo Ardila Sanabria, C.I. 14.267.987, alias "El Pana Jonny", fue designado como Presidente de la CVG Internacional, C.A. mediante la Resolución Nº 027 de fecha 23 de agosto de 2018, publicado en la Gaceta Oficial de la República Bolivariana de Venezuela N° 41.471 de fecha 30 de agosto de 2018(1).

  La denuncia contra Ardila Sanabria no es nueva, este tipo de prácticas se vienen realizando en ese despacho desde marzo de 2019. 
   
  Los denunciantes señalan que la justicia (selectiva) no abre las investigaciones correspondientes contra los actos de corrupción cometidos por Ardila Sanabria porque el funcionario del gobierno tiene una amistad muy cercana con el fiscal general del régimen de Nicolás Maduro, Tarek William Saab.

  A Ardila Sanabria también se le acusa de ostentar un título universitario falso. Se hace llamar abogado sin que su título haya sido acreditado, hasta ahora, por ninguna institución del país.

En Madrid, España


   Ardila Sanabria también es el presidente de la CVG Internacional Filial Europea SL, que se mantiene activa en estos momentos en Madrid, España bajo el registro N-B85080729. Esta empresa estatal venezolana se encarga del comercio de productos diversos. Su SIC es 5084  que equivale al rubro de maquinaria y equipo industrial.

     Las denuncias señalan que Ardila Sanabria realiza operaciones ilegales a través de la CVG Internacional Filial Europea SL, sin que hasta ahora haya sido investigado ni puesto en el radar de las autoridades internacionales.

  De acuerdo al anuncio 11103 del 14 de enero 2020, la empresa CVG Internacional Filial Europea SL tuvo una modificación estatutaria, organización y de la administración de la sociedad y nuevos nombramientos. La persona que aparece como administrador único de la empresa es Ardila Sanabria Jonathan Adolfo y hubo la dimisión o cese de Santander De Ramírez Mayra Alejandra.

  El domición de la CVG Internacional Filial Europea SL fue cambiado en enero 14 de 2020 a la siguiente dirección: Avenida de España 17, Centro Comercial Dulce Vita 2, Alcobendas (2) 

    Según los récords de empresas de España, CVG Internacional Filial Europea SL cuenta con entre 10 y 49 empleados y con una facturación anual de entre 10 y 50 millones de euros (3).


La empresa está inscrita en el Registro Mercantil de Madrid. En total tiene 77 cargos registrales. Su último anuncio en Borme ha sido publicado el 14/01/2020 y su último depósito de cuentas anuales ordinarias es del año 2017 (4).

Entre las personas que aparecen vinculada a la empresa destacan las siguientes: 

  • Jorge Luis Rodríguez Osorio (Secretario) desde 2009 hasta 2020.
  • Baker Tilly Fabregas Mercade Satorra SLP (Auditor) desde 2018 hasta 2020.
  • Alejandro Suárez Sergent desde 2010-2020
  • María Isabel Heredia González desde 2014-2020
  • Elsa Coromoto De Gouveia Ribeiro 2010-2020
  • María Angelica  Oropeza Barrios 2018-2020
  • Enrique Manuel Castells Yesiar 2020-01-14


Citas
1) https://pandectasdigital.blogspot.com/2018/09/resolucion-mediante-la-cual-se-designa_89.html
2) https://librebor.me/borme/anuncio/2020/11103/
3) https://www.infoempresa.com/es-es/es/empresa/cvg-internacional-filial-europea-sl
4) https://librebor.me/borme/empresa/cvg-internacional-filial-europea/

miércoles, 19 de febrero de 2020

Contratista corrupto de CITGO y PDVSA, Tulio Anibal Farías-Pérez se declaró culpable en la corte federal de Houston

Por Maibort Petit
@maibortpetit

   El contratista de PDVSA y CITGO, Tulio Anibal Farías-Pérez—quien es co-acusado en la enorme trama de corrupción encabezada por José Manuel González Testino se declaró culpable de haber violado la Ley de Prácticas Corruptas en el Extranjero en la Corte del Distrito Sur de Texas este miércoles 19 de febrero.
   Farías-Pérez asumió su responsabilidad en una conspiración acusado ante el juez Gray H Miller en una audiencia celebrada este la Corte del Distrito Sur de Texas, en Houston. 

   El juez acordó la fianza no garantizada de $ 25,000 cuya ejecución no fue ordenada.

  Farías Pérez fue acusado de conspirar junto a José Manuel González Testino y otras personas para cometer delitos en Estados Unidos, usando los correos e instrumentalidades del comercio del país manera corrupta, pagar sobornos, influenciar decisiones de empresas extranjeras, violando la Ley de Prácticas Corruptas en el Extranjero (FCPA).

  La conspiración de Farías Pérez y González Testino tenía como objetivo obtener y retener lucrativos contratos y otras ventajas de negocios con PDVSA de manera corrupta y fraudulenta, incluyendo el pago de coimas a los oficiales de la petrolera venezolana y su filial en EE. UU., CITGO Petroleum Corp.

  Tulio Anibal Farías Pérez, venezolano, residente de Texas desde agosto de 2014, era el dueño del 50 por ciento de varías compañías en los Estados Unidas junto con José Manuel González Testino, y juntos se aseguraron contratos con PDVSA y su filial estadounidense CITGO.

  En la acusación, la fiscalía sostiene que "el (empleado A) trabajaba con González Testino, incluyendo la prestación de servicios a una de las compañías registradas en EE. UU. 

 Ese empleado A (cuyo nombre no se revela) tenía entre sus responsabilidades el manejo de los contratos de PDVSA para las empresas de logísticas de González  Testino, y monitorear las órdenes de compra y el pago de los sobornos relacionados con las múltiples empresas, incluyeron de aquellas en las que estaba asociado con Farías Pérez.

  El "oficial B" era un empleado de CITGO entre 2010 hasta febrero de 2018. Entre 2012 y 2015, "el oficial B" trabajó en el Grupo de Proyectos Especiales y tenía entre sus responsabilidades la supervisión  de empleados y el proceso de contratación de ese departamento.

  La "compañía A", controlada por Faría y González, estaba registrada en el estado de la Florida y luego fue registrada en Panamá y Suiza, "era usada para asegurar contratos con PDVSA".

  Farías-Pérez y González Testino pagaron sobornos a oficiales de PDVSA para influenciar las decisiones de la petrolera venezolana para que la "empresa A" ganara contratos de servicios y equipos. 

  Farías-Pérez y González Testino pagaban los sobornos en efectivo "en reuniones personales, o enviando transferencias bancarias a cuentas bancarias controladas por los oficiales de PDVSA, proveyendo objetos de valor, incluyendo tickets aéreos, viajes recreacionales, hoteles, tickets del Super Bowl y otros deportes, comidas, incluyendo cenas para los miembros del equipo de Farías y González con "sus grupos de PDVSA Houston", joyería, obras de arte, relojes, etc".

Los cuadernos de los sobornos

  El "empleado A" mantenía una relación de gastos donde escribía los montos de los sobornos pagados, y los que se debía pagar a los oficiales de PDVSA, incluyendo las coimas para la asistencia de las "compañía A".  

  La acusación dice que González y Farías pagaban un porcentaje por los contratos ganados a las compañías, incluyendo un pago mensual a los funcionarios de PDVSA o CITGO que variaba de acuerdo al tipo "funcionario". 

  Los sobornos se pagaban en conexión con los contratos de PDVSA, incluyen un contrato para proveer compresores a PDVSA que nunca fueron entregados; dos contratos para pompas de sumergibles eléctricos que tampoco fueron entregados; múltiples contratos pequeños para suplir partes de la compañía suiza a la "compañía A" que actuaba como distribuidor.

  En los libretas de los sobornos, los empleados de González Testino y Farías Pérez, les ponían sobrenombres o alias a los oficiales se PDVSA y CITGO. De manera ordenada, "llevaban un control en una hoja de excel para pagarles a cada uno con las verdaderas identidades".

   Para generar la naturaleza y la fuente de los pagos de los sobornos, crearon justificaciones falsas incluyendo facturas de equipos y servicios que nunca prestaron o enviaron.

   Las coimas se pagaban directamente a las cuentas de bancos  de los mismos oficiales de PDVSA y CITGO, o a nombre de las empresas que también eran premiadas con contratos y recibían pagos de la petrolera venezolana.

  En ocasiones, los empleados de González y Farías pedían a los oficiales de PDVSA y CITGO las cuentas bancarias en las cuales podían recibir los sobornos "que fueran a nombres de compañías, intermediarias, relativas, amigos y personas asociadas de dichos oficiales".

Algunos de los pagos hechos al "oficial B" fueron a través de una cuenta en Panamá, tal como se muestra en el siguiente cuadro:
   En octubre de 2014, Farías Pérez se fue con "el oficial B" a la Serie Mundial de Béisbol en San Francisco, California, entre los equipos Kansas City Royals y los Gigantes de San Francisco. Farías Pérez y González Testino pagaron por los tickets y todos los gastos del viaje.

  El 1 febrero de 2015, Farías Pérez y otro co-conspirador llevaron al "oficial B" al Super Bowl XLIX en Glendale, Arizona y los dos acusados pagaron por los tickets y el viaje.

  Este caso está representado por el Fiscal de Distrito, Ryan K. Patrick y los fiscales asistentes: John P. Pearson y Robert S. Johnson





Ex-comandante de la Policía Federal de México, Iván Reyes Arzate discute un pliego de negociación con los fiscales de Nueva York

Por Maibort Petit
@maibortpetit

   El ex comandante de la policía federal de México, y quien estuviera a cargo de la unidad de enlace entre la agencia antidrogas estadounidense, más conocida como DEA, y las autoridades policiales mexicanas está negociando declararse culpable de conspirar para traficar drogas a Estados Unidos y haber recibido sobornos de los carteles de drogas a cambio de entregarse información sensible y privilegiada.

  Este miércoles, en una breve audiencia que tuvo lugar en la corte federal de Brooklyn el fiscal  Ryan Harris dijo que Reyes Arzate está en un “proceso de negociación” con las autoridades, a la vez que anunció que la fiscalía está buscando los mejores mecanismos para entregarle a defensa las evidencias que consisten en “miles de páginas” con transcripciones de grabaciones telefónicas y mensajes que inculpan al ex jefe de la Policía Federal mexicana de graves delitos.

   Los fiscales de Nueva York acusan a Reyes Arzate de entregar información a cárteles de los hermanos Beltrán Leyva y al Cártel de Sinaloa a cambio de sobornos de miles de dólares.

   Reyes Arzate llegó a la sala del Juez Bryan Cogan vestido con un uniforme de presidiario azul oscuro. Recibió ayuda de la traductora para entender lo que explicaron el juez, el fiscal y su abogado. En la audiencia de presentación se declaró no culpable. 

  De acuerdo a lo expresado por los fiscales y la defensa, si las negociaciones con Reyes Arzate se concretan el caso no irá a juicio. Mientras el proceso transcurre, el gobierno entregará las  voluminosas pruebas que hay contra el expolicía para que este pueda evaluarlas con sus abogados. La próxima cita fue fijada para el 21 de abril de 2020, en horas de la mañana.

  Según la Fiscalía del Distrito Este de Nueva York, Reyes Arzate , quien fue el jefe de la unidad de investigaciones especiales de la Policía Federal, llamada SIU (Sensitive Investigative Unit), entre 2008 y 2016, utilizó su cargo para entregarle información sensible a los cárteles como el de los hermanos Beltrán Leyva y El Seguimiento 39, asociado al Cártel de Sinaloa para que los criminales pudieran hacer sus negocios de drogas sin problemas.

  Este caso está relacionado con el que se le sigue al ex-Secretario de Seguridad Pública de México durante el gobierno de Felipe Calderón, Genaro García Luna. Este alto funcionario se declaró no culpable y su defensa ha anunciado que irá a juicio.


  El Juez Brian Cogan designó el caso de Reyes  Arzate como “complejo”, lo que indica que no se cumplirá el procedimiento en los 70 días correspondientes a su presentación en corte, tal como lo establece la norma. El argumento del fiscal para que el caso fuera catalogado  como tal y tener más tiempo fue por “las más de dos mil grabaciones en un dispositivo Blackberry que suman miles de hojas” que a la fiscalía le ha llevado tiempo procesar.

Cogan pidió a los fiscales que se apuren en entregar las pruebas a Reyes para que éste las revise desde prisión.


  Según el gobierno, las pruebas que fueron discutidas durante el juicio a Joaquín “El Chapo” y su relación con el cártel de los hermanos Beltrán Leyva. 

  En 2018, Reyes, apodado “La Reina”, fue sentenciado en Chicago a tres años de cárcel por pasar información a los cárteles y traicionar los acuerdos con la DEA. Cuando estaba por finalizar su condena fue transferido a Nueva York y acusado de los nuevos cargos de narcotráfico.

 En la acusación federal se señala que Reyes Arzate reveló a los cárteles la identidad de una testigo cooperante de la DEA que, posteriormente, fue secuestrado y asesinado.

EE.UU.: Condenan a Alfonzo Eliézer Gravina Muñoz a 70 meses de prisión por delitos de corrupción en PDVSA

Por Maibort Petit
@maibortpetit

   A 70 meses de prisión que deberán ser servidos consecutivamente fue condenado este miércoles, Alfonzo Eliézer Gravina Muñoz, un exgerente de PDVSA Servicios en Houston, que fue procesado criminalmente por haber recibido millonarios sobornos de contratistas corruptos para lograr contratos con la petrolera venezolana de manera fraudulenta, violando la Ley de Prácticas Corruptas en el Extranjero.
  Gravina Muñoz también fue sentenciado por haber obstruido la justicia, durante el tiempo en que colaboraba con los fiscales en una investigación que involucra al contratista venezolano-americano, José Manuel González Testino, quien está siendo procesado por delitos de corrupción y lavado de dinero con contratos de PDVSA y CITGO.

   Gravina Muñoz llegó a la sala de audiencias de la Corte del Distrito Sur de Texas, vestido con una chaqueta y pantalón azul, sin corbata, con unos zapatos casuales de suela blanca. El hombre lucía cansado, agobiado, con los párpados  cansados. Durante la audiencia de sentencia, se mantuvo sereno aunque su semblante cambió cuando el magistrado leyó su condena.

   El juez Gray H. Miller, luego de la evaluación de las pautas de sentencia, decidió condenar a Gravina Muñoz a 60 meses de cárcel por el primer cargo, más 10 meses por  el segundo delito que suman un total 70 meses que deberán ser servidos consecutivamente en una cárcel federal del estado. Adicionalmente, el magistrado ordenó que el ex funcionario de PDVSA debe hacer una restitución de $214,000 al Servicio de Rentas Internas de los Estados Unidos (IRS). 

   Además, la condena de Gravina Muñoz incluye un régimen de libertad condicional por 3 años, una vez concluyan los 6 años de prisión obligatoria que se iniciarán en una fecha que se dará a conocer en los próximos días.

  Durante la audiencia, el juez hizo referencia a los delitos cometidos por los conspiradores del caso de Roberto Rincón y Abraham Shiera, que protagonizaron un enorme esquema de corrupción que incluyó el pago de más de mil millones de dólares en sobornos a empleados de Petróleos de Venezuela para beneficiarse de contratos de manera fraudulenta.

   Igualmente se hizo mención al caso que involucra al contratista José Manuel González Testino, quien está acusado de corrupción, lavado de dinero, obstrucción a la justicia y de haber violado la Ley de Prácticas Corruptas en el Extranjero. El sentenciado, Gravina Muñoz trabajó con González Testino y mientras colaboraba con los fiscales federales de Houston, informó al contratista que era objeto de una investigación por parte de las autoridades de los Estados Unidos. Una vez que González Testino supo que lo estaban investigando por sus operaciones fraudulentas en contratos con PDVSA y CITGO, intentó huir a Venezuela, y fue arrestado por las autoridades en el aeropuerto de Miami.

Fue entonces cuando Gravina Muñoz fue acusado de delitos de obstrucción a la justicia.

Los fiscales presentes en la audiencia de Gravina Muñoz hablaron sobre las recomendaciones de sentencia para los contratistas corruptos que están involucrados en este caso. Señalaron que en el caso de Roberto Rincón esperan que sea condenado a 13 años de prisión máximo y en el caso de José Manuel González Testino por 15 años de prisión, todo esto basado en la Guía de Pautas de Sentencia de los Estados Unidos. 

   El Juez Miller dijo —en relación a las recomendaciones de los fiscales que la guía de sentencias es un referentes y que para tomar su decisión se consideran otros factores.

El sentenciado pidió perdón 


   Antes de escuchar la sentencia, Alfonzo Eliézer Gravina Muñoz pidió perdón a los ciudadanos venezolanos y americanos y a su familia por sus faltas y su conducta. 

  Entre otros aspectos, se refirió a las consecuencias negativas que trajo su proceder para sus hijos, quienes han sufrido de abusos en las escuelas. Asimismo, comentó que su hija perdió su trabajo como consecuencia de su actuación delictiva y su padre fue amenazado en Venezuela. 

  La defensa explicó que "gracias a la colaboración ofrecida a las autoridades por su cliente, Alfonzo Eliézer Gravina Muñoz ha sido posible que otros casos criminales relacionados con los esquemas de corrupción y lavado de dinero en Venezuela avancen". 

Desmienten a la defensa

   La defensa sostuvo que el gobierno estadounidense permitió que Gravina Muñoz fuera a Venezuela, donde realizó una serie de grabaciones para aportar pruebas sobre los delitos. Ante esa afirmación, el fiscal aseguró que no era verdad lo del viaje de cooperación y que Gravina Muñoz había hecho mucho daño ayudando a su socio, José Manuel González Testino al violar su acuerdo de cooperación con las autoridades y ofrecerle detalles de una investigación federal con la que él estaba comprometido para que el otro conspirador [González Testino] evadiera la justicia. 

  Alfonzo Eliézer Gravina Muñoz estaba trabajando para José Manuel González Testino cuando estaba cooperando con el gobierno de los Estados Unidos, y no reveló esa información a los fiscales, sino que por el contrario negó que sostenía una relación con González.

  El fiscal sostuvo además que Gravina Muñoz sólo restituyó el soborno que recibió de Roberto Rincón y Abraham Shiera pero no entregó ni un sólo centavo de las coimas que le pagó por sus operaciones fraudulentas José Manuel González Testino y otros contratistas corruptos.

   A petición de la Fiscalía del Distrito Sur de Texas, el juez aprobó la apertura de información de los casos de Alfonzo Gravina que estaban cerrados. En ese sentido, se informó que se suministran detalles en un corto tiempo.

El caso

  Alfonzo Eliézer Gravina Muñoz, residente de Fort Bend County,, en Texas, es un ciudadano venezolano nacionalizado estadounidense— que trabajó en PDVSA desde 1998 hasta marzo de 2014 aproximadamente. Durante ese tiempo, Gravina Muñoz ocupó varios cargos en la petrolera, incluyendo la gerencia de compras de equipos y servicios.

  En los documentos federales dice que su trabajo de alta gerencia, Gravina Muñoz era responsable de manejar las subastas de contratos para los proveedores de servicios al entonces gigante petrolera venezolano.

  Fue acusado de conspiración para violar la Ley de Prácticas Corruptas en el extranjero, en operaciones que se realizaron desde el inicio de 2007 hasta al menos 2014, y que facilitaron a los contratistas que participaron en el megafraude, cometer ofensas contra los Estados Unidos, amparando actividades y operaciones ilegales que afectaron el comercio internacional.

  Los contratistas (Roberto Rincón, Abraham Shiera, José Manuel González Testino, entre otros) pagaron a Gravina Muñoz sobornos para lo lograr la asignación de contratos de la PDVSA, violando las prácticas y normas de la empresa.

  El 12 de abril de 2010,  uno de los contratistas transfirió a la cuenta de banco de otro de los contratistas, USD 164,570,63 para pagar el remanente de la hipoteca de la residencia de Gravina Muñoz en Texas, a cambio que este le otorgara a los conspiradores jugosos contratos.

   El 7 de mayo de 2010,se  transfirió a favor de Gravina Muñoz USD 135,429  como parte de los sobornos.

  El 28 de enero de 2011, uno de los empresarios transfirió a una cuenta en Panamá de uno de los contratistas USD 15,000. como parte de los sobornos. Otros USD 15,000 fueron transferidos a su favor el 6 de junio de 2011 para que siguiera haciendo las operaciones fraudulentas a favor de las empresas de los contratistas. Asimismo, se le pagó el 29 de enero de 2012 USD 6.688.22 para el pago de servicios contables de una casa a nombre de Gravina Muñoz.

  Entre muchas otras transacciones, aparecen unas operaciones hechas el 3 de enero de 2014 por USD 15.000,00  desde una cuenta en Panamá propiedad de un contratista a la de Gravina en Texas.

   En la acusación federal se señala que un contratista (1) dueño de varias empresas proveedoras de equipos y servicios de PDVSA. Otra el 20 de marzo de 2014, donde Gravina Muñoz sacó de una cuenta conjunta USD 93,267.87 para pagarlo a uno de sus familiares.

  Gravina Muñoz también fue acusado de Fraude y falsa declaración  en sus impuestos del año fiscal 2010.





martes, 18 de febrero de 2020

Este miércoles se realiza otra audiencia en la corte de Nueva York del excomandante de la Policía de México "La Reina", acusado de haber recibido sobornos del Chapo Guzmán

 El excomandante de la policía federal está acusado de conspiración por posesión, distribución e importación de cocaína a los Estados Unidos.

Por Maibort Petit
@maibortpetit

  Este miércoles será presentado nuevamente ante la Corte del Distrito Este de Nueva York, Iván Reyes Arzate, excomandante de la Policía Federal de México, acusado de haber recibido sobornos millonarios por parte del exlíder del Cártel de Sinaloa, Joaquín el Chapo Guzmán. Reyes Azarte se declaró no culpable de los cargos por los cuales los acusa el gobierno estadounidense.
  La corte federal, informó que Reyes Arzate se encuentra en custodia en el Centro de Detención Metropolitano y que será presentado nuevamente este 19 de febrero ante el juez Bryan Cogan.

  El ex alto funcionario mexicano, encargado de hacer cumplir la ley, fue acusado en la corte federal de Brooklyn de aceptar cientos de miles de dólares en sobornos para filtrar información de la investigación estadounidense al Cártel del Chapo Guzmán.

  Ivan Reyes Arzate, de la Unidad de Investigación Sensible de la Policía Federal de México, es el segundo funcionario mexicano en las últimas semanas ha debido enfrentar a un juez estadounidense, acusado de aceptar sobornos para ayudar a los carteles de la droga a ejercer su comercio de drogas.

  En enero de 2020, los fiscales federales acusaron a Genaro García Luna, quien se desempeñó como secretario de seguridad pública de México de 2006 a 2012, por cargos similares. García Luna se declaró no culpable y decidió ir a juicio.

  Reyes Arzate, también conocido como "La Reina", se declaró inocente en la Corte Federal de Brooklyn por cargos de conspiración para importar y distribuir cocaína y está detenido sin derecho a fianza. 

   De 2003 a 2016, Reyes Arzate dirigió la Unidad de Investigación Sensible de la Policía Federal de México, que trabaja en estrecha colaboración con las fuerzas del orden público de EE. UU. para combatir a los narcotraficantes, lo que le daba acceso a información confidencial sobre las investigaciones de los estadounidenses de que podría filtrarse a los carteles por un precio .

  "El acusado llevó a cabo estos crímenes en estrecha coordinación con otros funcionarios públicos corruptos en el gobierno mexicano", alegaron los fiscales de la Oficina del Fiscal Federal en Brooklyn.

  El excomandante de la policía federal está acusado de conspiración por posesión, distribución e importación de cocaína a los Estados Unidos.

Sentenciado en Chicago

  Reyes Arzate ya había sido sentenciado a tres años de cárcel en una Corte Federal de Chicago por cargos de obstrucción a la justicia y de conspirar para impedir una investigación sobre narcotráfico.

  En Chicago, Reyes Arzate se declaró "no competente", lo cual significa que el acusado reconoce que los hechos del caso que darían lugar a un veredicto de culpabilidad y se hace responsable penalmente, pero no  admite los hechos.

  De acuerdo con las autoridades federales, Reyes Arzate era el enlace de inteligencia entre las agencias estadunidenses y la Policía Federal mexicana.

  Reyes Arzate adquirió información sobre la investigación que realizaba la DEA a través de su puesto como comandante en la Policía Federal mexicana, que se estaba coordinando con la DEA y la Oficina del Procurador Federal de EU en Chicago para investigar una organización internacional de tráfico de drogas y lavado de dinero.

  Reyes habría filtrado la información a miembros del cártel que estaba siendo investigado.

 Antes de su detención en abril de 2017, Reyes Arzate era el miembro de más alto rango de la Unidad de Investigación Sensible de México, una parte de la Policía Federal mexicana que trabaja en coordinación con las autoridades de Estados Unidos en investigaciones de tráfico de drogas.

  En sus ocho años con la unidad, Reyes Arzate estuvo involucrado en muchas investigaciones de alto perfil, entre ellas la "El Chapo" Guzmán.